Martes, 4 de agosto de 2020
24.06.2009 - 11:33h. [ Comenta la noticia ]
0 comentarios
NBA Draft 2009: Otros jugadores exteriores (Análisis y perfiles)


- Jrue Holiday
1’94, base/escolta. UCLA


Con mucho por mejorar por delante, pero un jugador con potencial suficiente para llegar a ser un jugador importante en la NBA. Completo repertorio ofensivo (con el tiro exterior como única arista a pulir) y gran rendimiento defensivo. Inteligente en la cancha. Se intuye un gran jugador en él, pero de momento sólo se intuye, pues en UCLA no acabó de transmitir madurez, confianza ni continuidad. Proyecto a largo plazo que, ahora a caballo entre las posiciones de uno y dos, podría ser un muy buen base NBA.


Eric Maynor
1’91, base/escolta. Virginia Commonwealth


Enésimo escolta puro que por estatura acabará jugando de base en la NBA. Un excelso anotador con interminables recursos ofensivos. Ha llevado a su débil universidad a ser una de las cenicientas más temidas en el tournament. Acostumbrado a la responsabilidad y buscarse sus propios tiros. No es ni de lejos un organizador de juego, pero si va ganando enteros en esta faceta y mejora en defensa, podría tener una notable carrera profesional.


Sam Young
1’99, alero. Pittsburgh


Un robo del draft en ciernes. Un jugador completísimo en ambos lados de la cancha con poca repercusión mediática pero un papel vital en su equipo. Anotación, rebote, asistencias, defensa e intangibles. Un chico que no hará ruido pero que podría ser un fijo en las rotaciones desde el primer día. Y si sigue creciendo, podría tener un hueco de escudero de lujo al lado de la estrella del equipo.


Derrick Brown
2’04, alero. Xavier


Una apuesta por lo físico. Potencia y músculo suficiente para crear mismatches a caballo entre las posiciones de tres y cuatro. Pinta a acabar siendo especialista defensivo y encargado de tareas oscuras. El resto de facetas (rebote, tiro, etc.) están por mejorar. No brilla, pero su labor es fundamental y apreciada por los entrenadores.


DaJuan Summers
2’04, alero. Georgetown


Otra carta al atleticismo. Jugador rápido, perfecto para crear problemas en los emparejamientos con la defensa rival y perfecto para jugar con ritmos rápidos. Con alergia a la pintura, todo lo genera de cara al aro. Solvente en el lanzamiento exterior. Debe rebotear mucho más y, sobre todo, ser estadística y mentalmente más constante. Otro proyecto a largo plazo que podría acabar siendo un robo del draft.


Austin Daye
2,11, alero-ala pivot. Gonzaga


A pesar de sus 211 centímetros, lo incluimos en la lista de jugadores exteriores porque tiene de interior lo que nosotros de monjes franciscanos. Y hacerle jugar dentro sería matar todo su potencial. Tan rápido como alto. Largos brazos, muy muy ágil para su estatura, veloz penetrando, hábil con las manos y en el dribbling y más que solvente en el lanzamiento. Si juega de cuatro, que sea abierto. Su principal problema, usando un castellano de andar por casa, es que le falta un hervor. O dos. Eso y bastante músculo. Con paciencia, podría llegar a altos niveles en la NBA.


Marcus Thornton
1’94, escolta. LSU


Escolta anotador puro que corre el riesgo de ser encasillado como base. Capacidad anotadora tan multidimensional como incansable. Pero su escasa altura le puede llevar a acabar en Europa. Donde podría salirse partido tras partido, eso sí. Si quiere seguir en NBA, tendrá que sacar dirección de juego partiendo de cero y defender mucho más. Podría tener un interesante papel como microondas saliendo del banquillo.


Toney Douglas
1’88, base. Florida State


Base anotador de extensor repertorio ofensivo y con una interesante mejora en cuanto a la dirección de juego se refiere. Potente físicamente, rápido y muy complete. Un excelente defensor por intensidad, instinto y velocidad en el desplazamiento lateral. Su falta de centímetros será un gran handicap, pero con su ética de trabajo y sus muchas virtudes podría tener un hueco en el roster de algunas franquicias.


Darren Collison
1’87, base. UCLA


El mejor director de juego de todo el draft. Inteligente, con visión de juego, intuición y capacidad de manejar el ritmo del partido. Seguro en el lanzamiento y habilidoso en la penetración, aunque no es un gran anotador. Muy buen defensor. Ha bajado muchos enteros diluyéndose en la decepcionante temporada de los Bruins. Su resistencia mental y frialdad en los momentos decisivos han generado muchas dudas. Quizá demasiado liviano para defender a bases NBA.


Dionte Christmas
1’97, escolta. Temple


Escolta anotador que ha llevado a la universidad de Temple al March Madness las dos últimas temporadas. All-around offense, siendo un jugador muy difícil de parar y que engarza rachas anotadoras impresionantes. Podría llegar a ser un buen defensor por cualidades físicas. Desmesurado instinto anotador y poca madurez, que le llevan a perder el control y forzar tiros y situaciones. Debe pelear para ganarse un sitio en la rotación de una franquicia NBA.


Jermaine Taylor
1’97, escolta. Central Florida


Talento ofensivo desde la posición de dos. Muy buen tiro con amplios rangos, penetración y capacidad de crearse sus propios lanzamientos. Potente y bien formado, es un buen reboteador y ayuda en múltiples tareas no presentes en las estadísticas. Llamado a ser un muy buen defensor a poco que se lo crea y trabaje en ello. Le falta control y selección de tiro, depurar su manejo del balón y ganar experiencia competitiva, algo que nunca encontró en la modesta Central Florida.


Pat Mills
1’83, escolta/base. Saint Mary’s


Forma junto a Stephen Curry y Jeff Teague el podium de este draft en cuanto a talento ofensivo. Mil recursos para acabar anotando siempre. Excelso en el tiro, rapidísimo, hábil culminando las penetraciones. Poco menos que imparable. No es un base, y es demasiado bajo para tan siquiera pensar en ser escolta. Su 1’83 de estatura casi le destinaría a Europa (donde le esperarían con los brazos abiertos para ser uno de los grandes del continente). Pero su actuación con la selección australiana en los cuartos de final del torneo olímpico ante Estados Unidos (una demostración de garra, recursos, carácter y grandeza mental), le concede una oportunidad de hacerse un hueco en la NBA.


Curtis Jerrells
1’86, base. Baylor


De todos aquellos jugadores que bailan sobre la línea que divide la NBA de la NBDL o Europa, Jerrells es uno de los que más opciones tiene de quedarse en la gran liga. Es un base muy complete, que dirige con solvencia y que en ataque hace de todo. Es una gran ayuda en el rebote y se ha acercado más de una vez al triple doble en college. Si mejora en defensa y es intenso siempre, tendrá su oportunidad.


Danny Green
1’98, escolta/alero. North Carolina


Nuestra gran apuesta personal para robo del draft. A la sombra del trío mágico de North Carolina, Green ha estado para lo que se le ha necesitado, cuando se le ha necesitado. No es un crack en algo, pero lo hace bien todo. Buen tirador (cuantos triples importantes en Chapel Hill!), una gran ayuda en el rebote, rápido al contraataque, buen pasador, inteligente en la cancha y un muy buen defensor. Puede cubrir las posiciones de escolta y alero sin problemas. Una de esas estrellas anónimas entregadas al equipo. Muchos entrenadores le harían uno de sus predilectos rápidamente.


Tyrese Rice
1’82, base. Boston College


Carne de ligas europeas por su estatura. Espectacular y efectivo en ataque. Rapidísimo y de dribbling imparable. Ha ido mejorando poco a poco su tiro de larga distancia. Peleará en las ligas de verano, pero debería acabar en Europa y ser un tipo de más de 20 puntos por partido con la gorra. Si consigue llegar a NBA, sería un buen microondas.


Jodie Meeks
1’94, escolta. Kentucky


Tremenda explosión la de Meeks el último año en plena crisis de identidad de la histórica Kentucky. Erigido como un anotador imparable e incesante. Veloz y habilidoso atacando el aro rival y cada vez mejor en el lanzamiento de media y larga distancia (tanto en estático como tras dribbling). Tiene mil cosas por pulir, en cuanto a táctica y técnica, pero su urgencia por dar el salto a profesionales y la competencia que iba a encontrar en el gran proyecto de los Wildcats le han hecho presentarse al draft. Otro candidato a acabar en Europa (Turquía, Francia, Rusia…).


Jerel McNeal
1’91, escolta. Marquette


Tras dos temporadas encasillado como especialista defensivo en Marquette, McNeal se reivindicó como gran anotador, convirtiéndose en la gran estrella de su equipo. Anotador muy complete y constante. No ha perdido un ápice de su capacidad defensiva. Comprometido, nada egoísta y muy trabajador. No es un base, ni es capaz de dirigir el juego, por lo que su estatura le puede cerrar la puerta de la NBA. En el viejo continente tendría un sitio de lujo asegurado.


Wesley Matthews
1’97, escolta. Marquette


Podría ser un buen ejemplo de como se aprovecha un training camp y las ligas de verano para hacer un hueco en un roster NBA. Matthews es un escolta que no destacada por nada pero que cumple en todo. Sin mucho renombre, es capaz de anotar, rebotear, asistir y defender a buen nivel. Sacrificado y muy trabajador. Merece una oportunidad.


Compartir noticia:  Facebook |  Twitter |  Menéame |  Digg |  Del.icio.us |  Technorati |  Yahoo! My Web   


Noticia publicada por Alejandro González

0 comentarios
Danos tu opinión
Danos tu opinión
Nick:


Comentario:


Código de seguridad: 1493

Por favor, necesitamos que reescribas el código de seguridad para asegurarnos que no se trata de un robot:


Patrocinadores: Federación Española de Baloncesto           Marina Esports           Basket Málaga

© BasketMe, 2006-2011   RSS   |   Live scores   |   Aviso legal   |   Contacto   |   Colabora con nosotros   |   Créditos