Martes, 20 de octubre de 2020
17.07.2009 - 17:41h. [ Comenta la noticia ]
0 comentarios
Cameron Mills: El triunfo de la fe (I)


Cuando llega marzo y podemos contemplar cada año la locura del baloncesto universitario en Estados Unidos, muchas veces nos olvidamos de que detrás de tanta pompa y emoción, no hay más que dos equipos amateur peleando a vida o muerte el título. O quizá lo tengamos muy presente y por eso nos atraiga tanto.


Pero de lo que no hay duda es que esta circunstancia nos da la oportunidad cada temporada de observar muchas historias de jugadores que viven su momento más alto en el mundo del baloncesto, para pasar después a ser solo un recuerdo y un medio de salir de la rutina.

Este es el caso de Cameron Mills, el ex jugador de la universidad de Kentucky (94-98) que luchó por encima del rechazo para llegar a lo más alto.

Pero empecemos por el principio. Mills nació en Florida en 1975, y desde su infancia mamó el baloncesto pues su padre había jugado en la Universidad de Kentucky del 68 al 71 (antes no se podía jugar el año freshman en el “primer equipo”) con el número 21, que heredaría Cameron décadas después.


Con solo dos añitos, la familia se trasladó a Kentucky, donde el padre había conseguido un trabajo como entrenador de baloncesto y donde el pequeño Cameron creció con dos sólidos pilares en su vida: la religión y el baloncesto. Siempre tuvo claro que quería dedicar su vida a la religión cristiana, pero también quería rendir un pequeño tributo a su padre y a si mismo jugando en la universidad que amaba: Kentucky.


Después de séptimo grado, la familia se había trasladado de nuevo, precisamente a Lexington, la pequeña ciudad donde se ubican los Wildcats y donde Cameron pudo sentir de primera mano tanto el sentimiento Blue como el recuerdo que había dejado su padre en la universidad como especialista defensivo en los tiempos de Dan Issel.
Con los años Cameron se había convertido en un escolta tirador por el que peleaban varias universidades de la zona, sin embargo él tenía clara su preferencia: Kentucky Wildcats, el equipo que entrenaba Rick Pitino. Mas el amor no era recíproco y este desechó la oferta, pues el jugador de Dunbar High no tenía en su opinión el nivel que precisaba el equipo.

Se acercaba el día de firmar la beca que las universidades dan a los jóvenes talentos deportivos para desarrollar su carrera universitaria y Cameron con todo el dolor por el rechazo de su primer amor estaba a punto de aceptar una beca de la Universidad de Georgia.

Llegado el día de firmar la beca por Georgia, ocurrió lo inesperado. Su padre, Terry Mills, decidido a luchar por la decisión de su hijo, se acercó hasta las oficinas de Kentucky para ver si podía mediar en la decisión del staff. Para ello se dirigió a una reunión con Bill Keightley (fallecido hace poco más de un año), “equipment manager” del equipo desde 1962 y una de las personas más influyentes en Kentucky, además de ostentar el honor de ser una de las dos únicas camisetas retiradas en la universidad que no corresponden a un jugador o un entrenador (la otra es para Cawood Ledford)

En aquella reunión también se encontraba presente un asistente de Pitino, que respondía al nombre de Billy Donovan (actual entrenador de Florida) y que sería clave en la historia pues le propuso a Terry que si su hijo de verdad quería jugar para los Wildcats, podría entrar como walk on (un jugador que está en el equipo sin ninguna beca y que ayuda en los entrenamientos, jugando si el partido está resuelto ampliamente)

Con semejante respuesta, volvió Terry hasta el instituto donde estudiaba Cameron y sacándole de clase le expuso la situación. Solo una pregunta salió de boca del chico: si podían permitírselo. La respuesta afirmativa del padre fue suficiente para que Cameron nunca jugase en Georgia. Incluso Pitino le telefoneó para que no se llevase a engaño con sus posibilidades.

El cabo al que asirse para luchar por el sueño de infancia y juventud estaba ahí, solo había que aferrarle con fuerza...


Compartir noticia:  Facebook |  Twitter |  Menéame |  Digg |  Del.icio.us |  Technorati |  Yahoo! My Web   


Noticia publicada por Jorge Diez

0 comentarios
Danos tu opinión
Danos tu opinión
Nick:


Comentario:


Código de seguridad: 9401

Por favor, necesitamos que reescribas el código de seguridad para asegurarnos que no se trata de un robot:


Patrocinadores: Federación Española de Baloncesto           Marina Esports           Basket Málaga

© BasketMe, 2006-2011   RSS   |   Live scores   |   Aviso legal   |   Contacto   |   Colabora con nosotros   |   Créditos