Domingo, 29 de noviembre de 2020
La Opinión


22.08.08 | Juan Carlos Sánchez (1843 lecturas) [ Comenta el artículo ]
0 comentarios
España - USA: Análisis táctico y conceptos del juego


En el momento de escribir este artículo, estaba recordando las declaraciones de Ettore Messina al comenzar los Juegos, cuando advertía que el modelo de juego que acostumbraba a realizar la selección no era el más indicado para pelear frente a EEUU, aunque sí que podría ser eficaz frente a las restantes selecciones. Y tras ello, el primer ejemplo práctico pudimos verlo en el 'intrascendente' partido de la primera fase del campeonato. En cierta medida, y aunque resulte sorprendente, es un privilegio haber tenido la oportunidad de competir frente a ellos sin riesgo alguno para la clasificación, y poder entender de primera mano dónde están los defectos, tanto propios como ajenos. Y por supuesto, nadie debe olvidar que en el baloncesto no existen fórmulas matemáticas ni un único camino hacia el éxito. Una buena labor de equipo puede ser superada por una circunstancia nada previsible. Además, factores como la intensidad, la concentración…. terminan por hacer absurdos muchos planteamientos previos. Si nos centramos en lo visto en el partido frente a EEUU, todos hemos sacado muchas conclusiones. De este modo, me gustaría exponer las mías, repitiendo que no existen fórmulas maestras y que la percepción desde fuera siempre queda huérfana de esos detalles que sólo los directamente implicados conocen pero que pueden condicionar la forma de plantear un partido. Hasta ahora la selección practica un juego rápido y muy dinámico. En defensa, se caracteriza por su intensidad, por sus continuos 2x1 en casi toda la pista, asumiendo muchos riesgos y no reparando en la comisión de un número importante de faltas personales. Para practicar este modelo de juego con éxito debemos contar con un banquillo amplio de nivel parejo y con una capacidad física muy alta en los jugadores. En ataque, sistemas rápidos, contraataques y flexibilidad a la hora de apurar acciones individuales. En la mayoría de los casos, nuestra selección está muy por encima de las demás en estos apartados. Sin embargo, EEUU es una excepción. Su rotación es muy profunda sin perder el nivel de calidad en sus jugadores, y al mismo tiempo son con mucha diferencia el equipo más físico de toda la competición. Sin duda, a ese juego físico y de desgaste no son un buen enemigo, pues se encuentran muy por encima de nosotros. Su capacidad física le permite en muchas ocasiones esconder posibles errores tácticos sin que tengan repercusión alguna. En defensa, pudimos observar como nuestros 2x1 lejos del aro eran respondidos de inmediato con un pase adecuado que generaba situaciones claras de ventaja. Un riesgo para robar el balón o provocar un mal pase que a mi juicio es excesivo e innecesario. Generó demasiadas situaciones de 3vs2 y 2vs1 con espacios, que EEUU no acostumbra a perdonar. En ataque, la salida al contraataque no representaba una garantía, pues el balance defensivo de EEUU no permitía situaciones de ventaja, y ello debido fundamentalmente a que su defensa 1x1 es muy poderosa debido a su poderío físico. Lo más importante en este momento está en proponer posibles alternativas a estas circunstancias, con la idea de igualar fuerzas o, cuanto menos, poner en mayores dificultades al espectacular equipo norteamericano. En otras palabras, tratar de minimizar las principales virtudes del conjunto americano de manera que no se encuentren cómodos en la pista. De este modo, la idea general que debe inspirar ese modelo es procurar reducir el ritmo del partido, pues el pulso alegre entre ambos equipos termina por beneficiar a los americanos. La primera preocupación gira en torno a la defensa. No veo mala opción procurar siempre una defensa 5x5. En defensa individual, al reducir el espacio de juego permite a las ayudas llegar, al tiempo que el equipo es capaz de ajustarse más rápido. Una vez consolidada, pues el modelo de zonas puede suponer cierta dificultad para el equipo americano. La más habitual es la zona 2-3. En mi opinión, si EEUU la ataca con un solo pívot y cuatro jugadores abiertos (con la presencia en el puesto de 4 de Carmelo Anthony), sería aconsejable que el puesto de 4 español lo ocupe un jugador con cierta movilidad, para evitar que su esquina (punto débil de esta zona junto con el poste alto) sea ocupada por un tirador. En cambio, si EEUU conserva un bloque estandar, si que se podrían mantener jugadores con envergadura para evitar penetraciones y reforzar la pintura. La zona press 1-3-1 no fue utilizada en el partido de la primera fase frente a EEUU. Ambos equipos carecen por tanto de referencias prácticas a la hora de estudiarla. Por lo visto contra China, es muy probable que la ejecutemos con jugadores muy grandes, tanto en el puesto de 4 como en el jugador encargado de hacer los traps; el miedo en esta defensa está en cerrar el rebote defensivo. En todo caso, y más si seguimos este criterio, pienso que sería aconsejable abandonar de entrada la posibilidad de hacer traps en la línea de centro del campo, pues el riesgo es muy elevado, y reducir los traps a las esquinas sobre la línea de fondo. Considero más idóneo que Jiménez a Berni para esta labor, aunque es evidente que se pierde rebote y envergadura cerca del aro. Todo lo comentado hasta ahora sobre el aspecto defensivo parte de una premisa clara, que es conseguir frenar sus transiciones extraordinariamente rápidas. Para ello, necesitamos segundos suficientes para conseguir organizar una defensa de 5x5. Con este objetivo, es posible que tengamos que renunciar a cierta presencia en el rebote ofensivo. Existen distintas fórmulas para frenar la salida del ataque rival. Todas ellas pasan por ralentizar el binomio reboteador-base, es decir, entorpecer al jugador reboteador la posibilidad de dar el primer pase, al mismo tiempo que se trabaja sobre el base para evitarle una salida cómoda. La idea no es robar el balón ni cortar el pase. El objetivo está en dar segundos a la defensa para quedar organizada cuando el rival supere el medio campo. El recurso menos deportivo, es decir, retener el balón tras canasta, ya nos costó una antideportiva, y los árbitros estarán muy pendientes de esta situación, ante las constantes quejas del rival. En ataque, la situación consiste en optimizar los recursos con cierta paciencia. Nuestro recurso de procurar siempre transiciones rápidas ha sido muy efectivo, pero contra EEUU pocas veces planteamos situaciones de superioridad. Debemos estar por tanto preparados para alternar esos ataques con un buen ataque estático. La situación de mayor debilidad rival está en el hecho de carecer de un pívot puro cuando Howard acaba en el banco. Es propenso a cargarse faltas, y sin él pierden fortaleza. Por tanto, resulta aconsejable forzar esa situación, esa pequeña fisura en su extraordinario conjunto. Por supuesto, las ayudas de los exteriores son constantes, y rara vez permiten un 1x1 claro. El caso de Pau Gasol es el más evidente, pues sufrió un 2x1 cada vez que recibía el balón, como orden predeterminada. Por tanto, si España consigue llevar el balón a posiciones interiores, la defensa de EEUU se cierra, se desajusta y dejará espacios. La paciencia de mover el balón y de dar un pase más puede ofrecernos tiros bien seleccionados o penetraciones frontales a canasta con ciertas garantías. Sin duda alguna, son muchos los elementos que van a marcar el partido frente a EEUU y que España tiene que cumplir casi a la perfección para poder tener opciones. Aún así, la dificultad es muy alta, y ni siquiera una labor brillante de la selección ofrece garantías de victoria pues hasta ahora el rival ha mostrado, no sólo traer a los Juegos un plantel de estrellas inigualable, sino un nivel de compromiso muy elevado, y una preocupación notable por preparar y estudiar los partidos y a los rivales, con presencia en el cuerpo técnico de entrenadores conocedores del baloncesto FIBA.



OTRAS OPINIONES DE Juan Carlos Sánchez
 El cuaderno de la Copa (21.02.20)
 El día que aprendimos a soñar (16.02.20)
 Días grandes de baloncesto en Málaga (12.02.20)
 Unicaja: Pasan los años y no me arrepiento… (09.04.17)
 Análisis del Unicaja 2016/17 (27.09.16)
 USA-España: Dime por qué en el cine ganan los buenos y en la vida real los malos (20.08.16)
 Análisis del Unicaja 2015-16: La ilusión está de vuelta (09.10.15)
 Copa del Rey: Análisis del Unicaja (02.02.14)
 Análisis del Unicaja 2013-14 (13.10.13)
 Análisis del Unicaja 2011-12 (08.10.11)
 Unicaja, borrón y cuenta nueva (19.01.11)
 Análisis del Unicaja 2010/2011 (26.09.10)
 El Unicaja 2009, jugador por jugador (28.12.09)
 ¿Qué le ocurre a Unicaja? (17.11.09)
 Análisis del Unicaja 2009-10 (05.10.09)
 La Selección: Pasión ficticia por el baloncesto (05.09.09)
 Reflexiones sobre el último artículo de Aíto García Reneses (27.08.09)
 Unicaja: reflexiones de un proyecto de presente y futuro (17.03.09)
 A vueltas con Daniel Santiago (12.09.08)
 Aíto: ese enemigo íntimo (02.09.08)
 España - USA: Reflexiones sobre una plata con sabor a oro (24.08.08)
 España - USA: Análisis táctico y conceptos del juego (22.08.08)
 Análisis del Unicaja 2008/09 (05.08.08)
 Unicaja Málaga: Balance de la temporada (29.05.08)


LAS 10 OPINIONES MÁS LEÍDAS
 Munich 1972: Tres segundos que marcaron la historia (I) (Marc Bret)
 Los mejores americanos de la historia de la ACB (pivots) (T.C. Mo Sweat )
 El día que aprendimos a soñar (Juan Carlos Sánchez)
 El cuaderno de la Copa (Juan Carlos Sánchez)
 Las Historias de Sunara: Sarunas Jasikevicius (Iván Fernández)
 Las Historias de Sunara: Predrag Danilovic (Iván Fernández)
 Las Historias de Sunara: Hvala Ante! (Iván Fernández)
 Baloncesto y saber (Gonzalo Vázquez)
 600.000 dólares a la basura (Juanjo De Miguel)
 Dream Team 1992: Nunca habrá otro equipo igual (José Antonio Sánchez)
0 comentarios
Danos tu opinión
Danos tu opinión
Nick:


Comentario:


Código de seguridad: 8034

Por favor, necesitamos que reescribas el código de seguridad para asegurarnos que no se trata de un robot:


Patrocinadores: Federación Española de Baloncesto           Marina Esports           Basket Málaga

© BasketMe, 2006-2011   RSS   |   Live scores   |   Aviso legal   |   Contacto   |   Colabora con nosotros   |   Créditos