Miércoles, 5 de agosto de 2020
La Opinión


08.10.11 | Juan Carlos Sánchez (2353 lecturas) [ Comenta el artículo ]
0 comentarios
Análisis del Unicaja 2011-12


Arranca una nueva temporada ACB marcada por la incertidumbre con la que muchos equipos afrontan sus respectivos proyectos deportivos. A salvo los casos de Real Madrid y Barcelona, que, a diferencia del resto, han mantenido o incluso aumentado su apuesta por construir plantillas muy poderosas, realizando fuertes inversiones, el resto actúa de forma distinta y no tiene la capacidad de seguirles en dicha política. Sólo Bilbao Basket parece incrementar su apuesta, lo que le permite, dada las circunstancias, subirse al peldaño que queda inmediatamente por debajo de aquél que comparten los dos grandes antes citados.


- Una nueva política deportiva


Unicaja no sólo no es una excepción a todo esto, sino que, al contrario, es el más vivo ejemplo de cuanto expongo. Y es que, al ajuste económico propio de los tiempos que corren, se une el hecho de que sus mayores apuestas, las inversiones más relevantes realizadas en las temporadas anteriores, no han dado los resultados esperados y han supuesto un coste para resolverlas muy elevado que ha mermado los recursos con los que poder construir este nuevo proyecto.


Con todo, lo que queda patente tras ver la configuración de la plantilla es que el Club, tras años de éxitos deportivos y otros -los más recientes- no tan exitosos, abandona, al menos en teoría, el cartel de favorito, las inversiones caras y la apuesta por jugadores consagrados. Nombres como los de Rowland, Darden o Zoric son desconocidos por la inmensa mayoría de los aficionados de Unicaja, acostumbrados en años anteriores a ver a su equipo pelear (y, a veces, conseguir) por jugadores con más nombre en el baloncesto europeo.


Pero como este deporte no es una ciencia exacta, y para muestra nuestras últimas inversiones, ello no quiere decir que esos fichajes no sean acertados, ahora bien, qué duda cabe que el riesgo que se asume es mayor.


Otra idea que subyace en la configuración de la plantilla es la decisión tomada de reducir costes no renovando a jugadores veteranos consagrados y con un gran peso específico en el vestuario. Así, se ha tomado la decisión de no renovar a Archibald y, sobre todo, de no hacerlo tampoco con Carlos Jiménez. Decisión esta última muy difícil, pues su profesionalidad y rendimiento en la pista y su experiencia en el vestuario hacen que estemos ante una decisión tan delicada como impopular. A ellos se unió en un principio Jorge Garbajosa, que fue recuperado una vez aprobado el nuevo marco de contratación, ante las dificultades para cumplirlo.


- La plantilla


Entrando ya a valorar la plantilla, destaca sobremanera la apuesta realizada en la posición de base. Mientras el año pasado se optaba por un base titular veterano y consagrado como McIntyre, acompañado de una apuesta de riesgo como la de Panchi Barrera, este año se opta por una pareja de bases de nivel más homogéneo, en la que ninguno de ellos sobresale como teórico base titular del equipo, aunque ya empieza E.J. Rowland a asumir ese papel. Eso sí, hasta hace relativamente poco tiempo, ninguno de ellos partiría, al menos a priori, como primer base de Unicaja, sino más bien como segundo base, a la sombra de un titular de mayor caché.


Dejando a un lado ese cambio estructural, Rowland debe aportar al equipo intensidad en ambos lados de la canasta, dadas sus especiales cualidades físicas, la facultad de jugar rápido y de penetrar a canasta con mucha solvencia. Por contra, adolece de mayor regularidad en el tiro. Aunque todavía es demasiado pronto, presiento que Unicaja puede haber acertado con este fichaje. El americano con pasaporte búlgaro comparte el puesto de base con Kristaps Valters, con experiencia en la ACB y que conoce bien al técnico Chus Mateo. Un base de marcado carácter ofensivo, que destaca especialmente por ser letal desde la línea de tres puntos.





Sin perjuicio de las características propias de cada uno de ellos, lo cierto es que Unicaja recupera la estabilidad defensiva que había perdido por los problemas físicos de McIntyre, que le impedían defender con acierto al base rival y que obligaban a efectuar continuos cambios de hombre, o bien a que fuese otro compañero el que subiese el balón en cada jugada.


La línea exterior es la que menos cambios ofrece. Destaca la continuidad de Gerald Fitch. El americano, que llegó el año pasado a mitad de temporada, se ha ganado la continuidad por su rendimiento, mostrando un talento ofensivo fuera de toda duda y su aportación en otras facetas del juego como el rebote. Quizá se le pueda achacar que acapare demasiado balón en los ataques, pero es algo que entiendo que más que decisión suya vino motivado por la ausencia de otros jugadores con los que compartir esa responsabilidad (Freeland aparte). De Fitch sólo se puede esperar que siga ofreciendo un nivel de juego y un compromiso similar al que nos dio la temporada pasada.


Continúan en el equipo Berni y Saúl Blanco. Berni Rodríguez queda como principal y casi único exponente (también está Garbajosa) de los años mágicos de Unicaja. Ha pasado de ser un especialista defensivo a un jugador con mayor variedad de recursos (ejemplo de eso es su mejora en el tiro exterior) y con un mejor conocimiento del juego. En no pocas ocasiones le hemos visto asumir con solvencia la dirección del juego del equipo. Pero, para obtener todo eso, es necesario que no tenga problemas físicos, por encima incluso de los minutos de los que disfrute en cada partido.


El caso de Saúl Blanco es un ejemplo más de las decisiones de Unicaja que no han tenido el resultado esperado. Su llegada fue tan polémica como costosa económicamente y, a día de hoy, es evidente que no ha dado los resultados esperados. Que conste que es un jugador que siempre me gustó y sobre el que aposté cuando empezaron a surgir los primeros rumores del interés del Unicaja en contar con sus servicios. Escolta o alero con muy buena capacidad atlética, domina con solvencia todas las facetas del juego en ambos lados de la pista. ¿Por qué no ha dado mejor resultado? Es difícil saberlo, la verdad. Influyen muchos factores, aunque se habla mucho del factor psicológico y de las lesiones que le han impedido tener continuidad en su juego. Lo único que pido para esta temporada (la última de su contrato) es que las lesiones le respeten y le permitan jugar con regularidad.


La principal novedad en la línea exterior es el fichaje de un segundo americano: Tremmell Darden. Alero bajo (194 cm.) pero con una extraordinaria capacidad atlética, procedente de la Liga Francesa. Se ha buscado en él un jugador capaz de rendir sin necesidad de acaparar mucho juego, precisamente por la presencia en la plantilla de un jugador como Fitch. Es una apuesta arriesgada, sin duda, del perfil de las nuevas incorporaciones que la dirección deportiva de Unicaja está realizando. Unicaja depende, en buena medida, de que estás apuestas den un resultado positivo. Como dije antes, cada año se están asumiendo -quizá por necesidad- mayores riesgos.





Una magnífica noticia es que se empieza a asomar al primer equipo, aunque muy probablemente esta temporada siga en el Clínicas, Alex Abrines, MVP del último Campeonato de Europa sub 18. A sus 18 años recién cumplidos, es la mayor promesa de la cantera de Unicaja. Alero de 196 cm., aplicado en defensa, con gran capacidad de salto y talentoso en el 1x1 y en el tiro exterior, se le ha comparado con Rudy Fernández (de hecho, sus mecánicas de tiro son muy parecidas). Su progresión y su reciente Campeonato de Europa han abierto el debate sobre si es oportuna su inclusión inmediata en el primer equipo de Unicaja. Ante esto, me gustaría señalar que no hay dos casos iguales ni tampoco soluciones únicas e infalibles. Y que sin duda alguna son sus entrenadores los que mejor le conocen. Mi opinión, de carácter general y con las oportunas reservas, es que la formación de un jugador tiene sus pasos, sus etapas, y que todas son importantes. Esta claro que cada jugador las consume a velocidades distintas, pero no completar cualquiera de ellas, aunque pueda no tener consecuencias inmediatas, deja carencias latentes que siempre aparecen en el futuro, cuando es más difícil ponerles remedio. El hecho de que Unicaja tenga su equipo filial en LEB Oro es una oportunidad única que hay que aprovechar, pues le permite al jugador disponer de muchos minutos en una Liga muy competitiva, pudiendo completar su formación y mostrar sus cualidades sin salir de Málaga, estando a disposición del primer equipo cuando se le necesite.


Completa la línea exterior, y sirve de puente con el juego interior, el croata Hrvoje Peric. A comienzos de verano su salida era algo conocido por todos. Su trabajo silencioso durante la pretemporada y, sobre todo, la necesidad de equilibrar la plantilla, le han dado un hueco en el equipo. Lo contrario supondría tener una plantilla sin alero alto. Demasiado arriesgado. Además, Peric reúne condiciones físicas y experiencia jugando en el puesto de cuatro, es decir, aporta polivalencia. Entiendo que este hecho le ha permitido adelantar a Tripkovic en la carrera por ganarse un sitio en el equipo.


La configuración de la plantilla también sorprende en lo que al juego interior se refiere. Joel Freeland se ha convertido por méritos propios no sólo en la referencia interior sino en el mejor jugador de Unicaja. Al llegar empezó jugando como cinco, sobre todo porque sus carencias defensivas se hacían más patentes desde el puesto de cuatro. Sin embargo, eso cambió la temporada pasada, en la que, coincidiendo con la subida al primer equipo de Sinanovic, pasó a jugar como ala-pívot. Mi opinión es que estamos ante un jugador capaz de jugar en ambas posiciones. Alto, coordinado, con buen salto, atesora muy buenos movimientos cerca del aro para anotar así como cada vez mayor acierto en el tiro, e incluso se atreve a bajar en balón al suelo y penetrar, lo que le convierte en un jugador aún si cabe más díficil de defender. Este debe ser el año de su consagración definitiva, pues su salto a la NBA se encuentra cada día más cercano. Y Unicaja debe jugar más para él, pues es una solución ofensiva extraordinariamente fiable.





Este año se le ha buscado un socio en la pintura de características similares: Luka Zoric. El croata responde a la perfección a lo que se conoce como un “cuatro y medio”. De poco peso, con una buena capacidad y timing de salto y habilidoso cerca del aro, es un pívot muy interesante si lo que se persigue es practicar un estilo de juego rápido. Por contra, esas virtudes se tornan en defectos si nos planteamos su defensa y su lucha en la pintura frente a pívots mucho más grandes y pesados.


Toma parte, por fin, de la plantilla de Unicaja el pívot bosnio Nedzad Sinanovic, ahora convertido en el único “hombre grande” del equipo. Su altura, su envergadura y su desarrollo físico le convierten en un jugador con unas cualidades inmejorables para dominar la pintura en ambas canastas. Sin embargo, su rendimiento sigue siendo irregular, alternando partidos en los que se hace dueño y señor de la pintura, con partidos grises en los que se hace “pequeño” en defensa y falla canastas fáciles cerca del aro. Sigue sin aprovechar todas sus virtudes. Desde sus 222 cm. de altura el baloncesto debe ser mucho más sencillo de lo que él lo hace, y ahí está su trabajo para esta temporada.


Completa el juego interior Jorge Garbajosa. Su presencia en este equipo es importante por dos motivos. Por un lado, dota al vestuario (junto a Berni) de las dosis de veteranía y conocimiento de la casa y de la competición imprescindible en un equipo muy renovado. Por otro, es ese cuatro abierto que permite dejar espacios a los interiores y a los exteriores más habilidosos en la penetración (limpiar la pintura) para poder buscar el aro rival en mejores condiciones. En el juego de ataque se valora mucho la creación de espacios. Queda la duda de su nivel físico, lo que no es ningún misterio, como tampoco lo es, en el otro lado de la moneda, que es un jugador extraordinariamente listo jugando.


Si preguntas a la afición de Unicaja por el juego interior para esta temporada, casi todos echan en falta la presencia de un jugador más. Algunos piden otro cuatro abierto, bajo la idea de que vamos a practicar un juego rápido. Muchos (la mayoría) piden un pívot grande, buen defensor e intimidador. Sin embargo, si miramos la construcción del juego interior, no dista mucho de la que hemos tenido en otros momentos y nos ha satisfecho. Tenemos un pívot grande por encima de 222 cm. (Sinanovic), dos pívots versátiles capaces de jugar tanto de 4 como de 5 (Freeland y Zoric) y un 4 con muy buen tiro exterior (Garbajosa). Además, también tenemos a un alero alto habituado a jugar tanto en el puesto de tres como de cuatro. Entonces, ¿qué es lo que falla?. En mi opinión, falla la confianza en el nivel que puedan ofrecer esos jugadores. Los que piden un nuevo cinco, suelen tener en común el no confiar demasiado en que Sinanovic pueda asumir ese rol “en solitario”. Los que piden un cuatro abierto, no confían demasiado en el estado físico de Garbajosa.


Sea como fuere, lo cierto es que la construcción del juego interior asume los mismos riesgos o incluso superiores a los que ocurren respecto de la plantilla de este año en su conjunto. Confiemos en que todo salga bien en esta nueva etapa.


No quiero abandonar el juego interior sin acordarme de jugadores como Lima, Lorenzo o Kuzmic, de los que se espera que muy pronto puedan estar compitiendo en ACB; esperemos que con la camiseta de Unicaja.





- El entrenador


Se apuesta por la continuidad de Chus Mateo. Entrenador de perfil bajo que se aleja considerablemente de la línea seguida durante la última década, en la que se encomendaba el proyecto a técnicos de prestigio como Boza Maljkovic, Sergio Scariolo o Aíto García Reneses. Tampoco sabemos si es una apuesta real del Club, o bien una forma de garantizarse un entrenador de cierta solvencia y reducido coste ante la difícil situación económica que se avecina. Mucha suerte para Chus Mateo en esta temporada. Espero que su trabajo innegable tenga como recompensa el fruto esperado.


- Objetivos para esta temporada


Se presenta una temporada complicada y es normal que la afición de Unicaja tenga cierta incertidumbre por saber cuál es el nivel real de su equipo en este momento. Es evidente que el nivel de la plantilla, jugador por jugador, se aleja del que presentan los dos “grandes” de la Liga, aunque pienso que no se aparta tanto respecto de otros equipos llamados a estar en la zona alta como el Caja Laboral, el Valencia Basket o el Bizkaia Bilbao.


Está claro que es una obligación para nosotros la de clasificarnos para la Copa del Rey, para el Top 16 de la Euroliga y, por supuesto, para los Play Offs. Y creo que hay plantilla suficiente para eso. A partir de ahí, será el nivel que consiga ofrecer cada jugador, sobre todo los recién llegados, y el trabajo que pueda hacer el técnico para que Unicaja juegue cómodo y tenga sistemas bien definidos, lo que hará que podamos ir más allá en esas competiciones.


Incertidumbres que espero que nos deparen más alegrías que lamentos, aunque es demasiado pronto para aventurar nada.



OTRAS OPINIONES DE Juan Carlos Sánchez
 El cuaderno de la Copa (21.02.20)
 El día que aprendimos a soñar (16.02.20)
 Días grandes de baloncesto en Málaga (12.02.20)
 Unicaja: Pasan los años y no me arrepiento… (09.04.17)
 Análisis del Unicaja 2016/17 (27.09.16)
 USA-España: Dime por qué en el cine ganan los buenos y en la vida real los malos (20.08.16)
 Análisis del Unicaja 2015-16: La ilusión está de vuelta (09.10.15)
 Copa del Rey: Análisis del Unicaja (02.02.14)
 Análisis del Unicaja 2013-14 (13.10.13)
 Análisis del Unicaja 2011-12 (08.10.11)
 Unicaja, borrón y cuenta nueva (19.01.11)
 Análisis del Unicaja 2010/2011 (26.09.10)
 El Unicaja 2009, jugador por jugador (28.12.09)
 ¿Qué le ocurre a Unicaja? (17.11.09)
 Análisis del Unicaja 2009-10 (05.10.09)
 La Selección: Pasión ficticia por el baloncesto (05.09.09)
 Reflexiones sobre el último artículo de Aíto García Reneses (27.08.09)
 Unicaja: reflexiones de un proyecto de presente y futuro (17.03.09)
 A vueltas con Daniel Santiago (12.09.08)
 Aíto: ese enemigo íntimo (02.09.08)
 España - USA: Reflexiones sobre una plata con sabor a oro (24.08.08)
 España - USA: Análisis táctico y conceptos del juego (22.08.08)
 Análisis del Unicaja 2008/09 (05.08.08)
 Unicaja Málaga: Balance de la temporada (29.05.08)


LAS 10 OPINIONES MÁS LEÍDAS
 Munich 1972: Tres segundos que marcaron la historia (I) (Marc Bret)
 Los mejores americanos de la historia de la ACB (pivots) (T.C. Mo Sweat )
 600.000 dólares a la basura (Juanjo De Miguel)
 Baloncesto y saber (Gonzalo Vázquez)
 Ante Tomic, el blando (T.C. Mo Sweat )
 Las Historias de Sunara: Arijan Komazec (Iván Fernández)
 El mito del machismo en el baloncesto femenino (Juan Manuel Muñoz)
 Munich 1972: Tres segundos que marcaron la historia (y II) (Marc Bret)
 El día que aprendimos a soñar (Juan Carlos Sánchez)
 La abducción de Walter Herrmann (Santiago Salas)
0 comentarios
Danos tu opinión
Danos tu opinión
Nick:


Comentario:


Código de seguridad: 5437

Por favor, necesitamos que reescribas el código de seguridad para asegurarnos que no se trata de un robot:


Patrocinadores: Federación Española de Baloncesto           Marina Esports           Basket Málaga

© BasketMe, 2006-2011   RSS   |   Live scores   |   Aviso legal   |   Contacto   |   Colabora con nosotros   |   Créditos