Teen wolf (1985)
Àlex Aguilera  | 23.08.2018 - 20:46h.
Imprimir esta noticia |  1 comentario |  [ Comentar el artículo ]

4) TEEN WOLF (DE PELO EN PECHO) (1985, Rod Daniel). Título original: Teen Wolf.


Con Michael J. Fox, James Hampton, Susan Ursitti, Scott Paulin, Jerry Levin, Mad Adler y Lorie Griffin. PRODUCTOR: Mark Levinson y Scott Rosenfelt; GUIÓN: Josep Loeb III y Matthew Weisman; FOTOGRAFÍA: Tim Suhrstedt ; MÚSICA: Miles Godman. USA. 92’. DVD editado en España por Resen.



Célebre en su día entre el gran público, Teen Wolf es antes que nada una comedia juvenil al uso con tintes del llamado espíritu de superación tan caro al American Way of Life. Todo ligado, eso sí, al campo del baloncesto amateur. Las High School vuelven a ser el lugar de encuentro de una serie de compañeros y amigos en el seno de una cancha de baloncesto, también empleada en muchas ocasiones como gimnasio en horas lectivas.


El arranque del film es premonitorio de lo que en ese lugar acontecerá: una luna llena, cuyo primer plano da pie al rostro sudoroso de un joven llamado Scott Howard. Nada menos que Michael J. Fox se enfundaría un pantalón corto y una camiseta sin mangas para capitanear un equipo –los Beavers- tirando a mediocre, que se enfrenta a los más preparados y avezados Dragons. Una rivalidad entre escuelas que pronto observará en el marcador ese desajuste en los guarismos finales. Ante la atónita mirada de un Coach atípico, Bobby Finstock, el marcador exiguo de sus pupilos no hace más que acrecentar la nula preparación que reciben.


La localidad ficticia de Beacontown alberga esa comunidad de estudiantes que hablan sin tapujos sobre el uso de esteroides –doping- en el deporte, aunque ello solo sea una manera de hablar y fantasear con un improbable triunfo en la Liga.



Fuera de las canchas, tres de los amigos, Scott, Stiles y Lewis buscan desinhibirse en cuantas más fiestas puedan acudir. Divertidas siguen siendo esas escenas con el coche en marcha, y uno de ellos (primero Stiles y, más tarde, Scott) bailando y ‘surfeando’ al son de los Beach Boys en el techo del automóvil de segunda mano. Ten cuidado con las olas, llega a advertir uno de los componentes del grupo. Precisamente el director de Used Cars (Frenos rotos, coches rotos, 1980) había puesto el ojo en Michael J. Fox para interpretar a Marty McFly en la ultrafamosa Regreso al futuro, estrenada el mismo año 1985, que lo hiciese Teen Wolf. Ambas coincidan en la manera de adoptar un tono paródico y desenfadado, amén de compartir decorados –el de la casa de los padres de McFly- y ranking de entradas vendidas en los USA durante varias semanas.


Sin embargo, Teen Wolf nunca fue bien recibida por la crítica, siendo un tanto subestimada pese a la buena acogida del público y su nula pretenciosidad.


Hija putativa en cierta forma de Un hombre lobo americano en Londres (1981, John Landis), su sentido del humor se agudiza toda vez que el protagonista (Scott Howard) descubre una mutación paulatina en su cuerpo. Un gran poder implica una gran responsabilidad. Unas palabras que le dirige su progenitor a su hijo, cuando éste descubre un don que viene aparejado al de su aspecto físico heredado. De pronto se convierte en una estrella del baloncesto, pues sus condiciones atléticas han mejorado substancialmente.



Antes el joven Scott lanzaba los tiros libres saltando sobre la línea de 4,50; al transformarse, su cuerpo velludo recorre el campo con el balón junto a él de manera ágil y decisiva. Suyos son la mayoría de puntos para su resurgido equipo, meramente testimonial ante tal avalancha de juego. Al contrario de lo que pasaba en El profesor chiflado (Jerry Lewis, 1963), la seducción vendrá del lado más aparentemente repulsivo, el de hombre-lobo, siendo idolatrado por las seguidoras del centro, cheerleaders incluidas.


Un cambio de roles que aumenta la autoestima de un jugador que acumula exhibiciones individuales, con la naturalidad de mates incluidos, sintiéndose todo un ganador y líder de masas. Pese a lo grotesco del maquillaje –a cargo de Tom Burman, nada que ver con el de Rick Baker en Un hombre lobo americano en Londres-, la cinta tiene momentos hilarantes –los acaecidos en la fiesta privada; aparentando hacer surfen lo alto de un coche; las jugadas definitivas, …


La supervisión del juego y de los partidos estuvo a cargo de Richard Baker, todo un especialista en los banquillos. Adornan esta bendecida cinta de los ochenta canciones tan recordadas como Surfing on the USA, Good News Shooting to the Moon.


Conoció una secuela en 1987 con el primo de Scott de protagonista, encarnado por el actor Jason Bateman. En el presente siglo se han realizado una serie de animación y otra de ficción de tremendo éxito, Teen Wolf, cuya quinta temporada ya está concluida para satisfacción de los adolescentes ávidos de entresijos en el mundo del baloncesto y fuera de él.



Compartir noticia:  Facebook |  Twitter |  Menéame |  Digg |  Del.icio.us |  Technorati |  Yahoo! My Web   


Artículo publicado por Àlex Aguilera

1 comentarios
Danos tu opinión
1
1 -

Publicado por el día 13/09/2018 a las 15:48h.
Danos tu opinión
Nick:


Comentario:


Código de seguridad: 9008

Por favor, necesitamos que reescribas el código de seguridad para asegurarnos que no se trata de un robot:


 
Tienda FEB




BasketMe © 2018 Todos los derechos reservados. BasketMe no se hace responsable del contenido de sitios externos.
Aviso legal   |   Contacto   |   Créditos   |   Desarrollada por XGS