La Opinión
El equipo que devolvió la ilusión a la Supercopa
Iñigo Pérez de Villarreal  | 28.09.2016 - 23:27h.
Imprimir esta noticia |  0 comentarios |  [ Comentar el artículo ]

Después de toda una vida viendo que los que te recogen son los mismos de siempre y que tras ganar te cogen con desdén, cada año con menos ilusión e incluso con un puntito de desprecio, que un equipo amable, cálido e ilusionado te estreche en tus brazos debe ser una sensación preciosa. Eso debió sentir el trofeo de la Supercopa cuando el Herbalife Gran Canaria, en concreto Eulis Baez, lo alzó al cielo tras aplastar a un rival que el día anterior pudo vencer al mejor equipo del último lustro.

 

Como aficionado baskonista me dio una enorme alegría que fuese el Herbalife Gran Canaria el equipo que se llevase el trofeo, no sólo para poder decir (irónicamente en esta ocasión) esa frase que pocas veces consuela como "bueno, dentro de lo que cabe, hemos perdido contra el campeón", sino por la ilusión que imagino sintieron todos los aficionados canarios al ver conseguido el primer título para el club de sus amores. Un sentimiento que hace no mucho tiempo tuvimos nosotros. Y qué demonios, bien que se lo merecieron.

 

 

Ganaron con solvencia a un Barcelona desdibujado y sin acierto y se deshicieron en semifinales de un Baskonia con muchas bajas y que apenas había podido entrenar con jugadores de la primera plantilla. No obstante, pese a perder estoy satisfecho de que el equipo diese la cara y luchase hasta el final del partido. En esta ocasión nos tocó claudicar contra un equipo serio y que sabe a lo que juega, con un McCalebb muy correcto (pensé que iba a estar peor físicamente), un Kuric completamente recuperado y con la puntería más afinada que nunca y un Darko Planinic que no tengo dudas que va a explotar en la isla y va a tener su mejor año.

 

Al acabar la Supercopa salí con una sensación de haber visto a un equipo muy muy serio, competitivo, con los mimbres suficientes como para poder poner en apuros a los grandes de la Liga Endesa (un año más) y poder ganarles. Se habían acostumbrado a llegar a las finales, y veremos si este año pueden acostumbrarse a ganarlas. Y me gustaría destacar un jugador por encima de todos: Albert Oliver. Un jugador que lleva siendo veterano desde hace más de 10 años y, como el buen vino, cada año domina más el juego y sus tiempos, por no hablar de su juego al poste bajo (del cual muchos pívots podrían aprender). Me alegro mucho por él.

 

 

Por lo demás, la Supercopa me gustó. No fue la quintaesencia de los eventos deportivos, pero por lo menos lo intentaron. La actuación de Roser al descanso, la introducción de nuevos "teatros" y juegos en los tiempos muertos tipo NBA (¿por qué no les copiaremos más?) y los tres grandes partidos  que vimos... todo ello me hizo que salir más que satisfecho. A reseñar el gran partido entre FC Barcelona y Real Madrid, muy competitivos aunque estemos a principio de temporada, con mucho acierto y mucho ritmo de juego y un duelo de pistoleros entre Rice y un Llull desatado que todavía me hace preguntarme por qué demonios no está en la NBA demostrando su valía.

 

Este partido nos augura que volveremos a ver mucha igualdad entre estos dos equipos un año más. Veremos si el campeón Herbalife Gran Canaria y el siempre aspirante y nominalmente renovado Baskonia pueden entrar en la pugna por la supremacía de la ACB.



Compartir noticia:  Facebook |  Twitter |  Menéame |  Digg |  Del.icio.us |  Technorati |  Yahoo! My Web   


Artículo publicado por Iñigo Pérez de Villarreal

0 comentarios
Danos tu opinión
Danos tu opinión
Nick:


Comentario:


Código de seguridad: 5327

Por favor, necesitamos que reescribas el código de seguridad para asegurarnos que no se trata de un robot:


 

BasketMe busca colaboradores y corresponsales




BasketMe © 2016 Todos los derechos reservados. BasketMe no se hace responsable del contenido de sitios externos.
Aviso legal   |   Contacto   |   Créditos   |   Desarrollada por XGS