La Opinión
Días grandes de baloncesto en Málaga
Juan Carlos Sánchez  | 12.02.2020 - 11:57h.
Imprimir esta noticia |  0 comentarios |  [ Comentar el artículo ]

Cuanto faltan apenas unas pocas horas para que dé comienzo una nueva edición de la Copa del Rey de baloncesto y los focos de la ciudad de Málaga vuelvan a girarse hacia un Palacio de los Deportes José María Martín Carpena que vive su invierno más camaleónico, son muchos los recuerdos que, desordenados, afloran en torno a una competición sin parangón con ningún otro evento deportivo.



Sentado ahora frente al teclado, y aún a riesgo de que en unas pocas líneas todo esto empiece a recordar a un sketch de Pantomima Full, no puedo sino caer en la tentación más hiperbólica de calificar este evento como uno de los más especiales acontecimientos deportivos que nos podamos encontrar fuera de los grandes focos mediáticos.


Para ello, es inevitable comenzar pensando en un Pabellón de baloncesto con unos 11000 asientos donde conviven en sincera armonía aficiones de hasta ocho equipos distintos, procedentes en esta ocasión de Barcelona, Valencia, Madrid, Bilbao, La Laguna (Tenerife), Andorra, Zaragoza y, por supuesto, Málaga. Cuesta encontrar (alguna habrá, imagino, aunque yo no lo recuerde) una contienda deportiva con ocho equipos, rivales entre sí, donde las hinchadas de cada uno de ellos cohabitan en un espacio tan reducido creando una atmósfera única. Como anécdota, recuerdo como aficionado habernos acercado en más de una ocasión a poblar sectores de otras aficiones durante su partido, lo que lleva a otro clásico de la Copa: la búsqueda de alianzas, casi siempre con el propósito de vencer al grande evocando la épica de David contra Goliat.    


Pero no pensemos que todo esto desaparece una vez que se cruzan las puertas del Palacio. El colorido de las gradas llega a los aledaños, a los hoteles y a las calles más conocidas y transitadas de la ciudad, donde será habitual cruzarse con grupos de aficionados ataviados con camisetas de sus respectivos equipos. Además, podremos disfrutar de actividades en la Plaza de la Constitución (donde el sábado tendrá lugar el encuentro de aficiones) y en la calle Alcazabilla; tendremos la visita de jugadores a la Fan Zone o una exposición de fotos en la propia calle Larios. En definitiva, la Copa son cuatro días en los que los aficionados y la ciudad que los recibe juegan un papel protagonista.     



Si bajamos de la grada a la pista, el formato de eliminatorias directas convierte cada partido en una final y, por tanto, cada minuto en pura competición (y emoción) al máximo nivel. No hay margen de error ni segundas oportunidades, y a todos se nos viene seguro a la mente esa canasta imposible, aquel error fatal o esa jugada polémica que decidieron un partido o una final. Por eso, también es la Copa de los jugadores, de quienes en estas situaciones demuestran talento, madurez y liderazgo; jugadores que miran a las gradas y ven una platea de ojeadores, agentes y prensa especializada tomando buena nota de sus actuaciones.


Puede ser la Copa de Campazzo, de Mirotic, de Bouteille, de Dubljevic, de la conexión entre Huertas y Shermadini, o la de Hannah y Diagne, de Alocén, de cualquiera de los "pequeños" de Unicaja, y, seguramente, de muchos otros "tapados" que aún no saben el protagonismo que la competición les tiene reservado.


Y es que si hay algo igualmente característico de este torneo son las sorpresas, y tan fácil es apuntar que alguna habrá como difícil determinar cuál será. El sorteo sí que nos ha permitido confirmar algo muy importante, y es que no se va a repetir una final Madrid-Barça, pues ambos han quedado encuadrados en el mismo lado del cuadro. Como mucho, y con permiso de los rivales, será una semifinal. El otro lado del cuadro, donde se encuentra el anfitrión, Unicaja, aportará al segundo finalista, con un C.B. Canarias que llega en un gran momento a esta Copa.


Definitivamente, creo que he ido cayendo ordenadamente en todos y cada uno de los tópicos que existen sobre esta competición, aunque después de leer a Scariolo en un medio local decir que están pensando en implantarla en la NBA, me reafirmo aún más. ¿Cuánto hay de verdad? Mejor comprobarlo.



Compartir noticia:  Facebook |  Twitter |  Menéame |  Digg |  Del.icio.us |  Technorati |  Yahoo! My Web   


Artículo publicado por Juan Carlos Sánchez

0 comentarios
Danos tu opinión
Danos tu opinión
Nick:


Comentario:


Código de seguridad: 9081

Por favor, necesitamos que reescribas el código de seguridad para asegurarnos que no se trata de un robot:


 

BasketMe busca colaboradores y corresponsales