La Opinión
Las Historias de Sunara: Danilovic - Ginobili... What if?
Iván Fernández  | 22.06.2020 - 12:43h.
Imprimir esta noticia |  0 comentarios |  [ Comentar el artículo ]

Normalmente cuando hablamos de "What if?" en términos deportivos o baloncestísticos solemos hacerlo desde una posición de nostalgia o de tarea incompleta. Desde las no-canastas famosas (Jasikevicius, Ansley, Chandler...) hasta los equipos míticos, siempre hay algo de ejercicio fantasioso en ellos. ¿Qué habría pasado en los Juegos de Los Ángeles con aquella URSS que maravillaba en el Preolímpico? ¿Hubiera aguantado la Yugoslavia unificada al Dream Team? O quizás un algo más realista, con el Mundial previsto en Belgrado... ¿habría sido en 1994 su oportunidad?.


Sobre el 92, en su día ya dejé mi opinión sobre un "What if?" similar en un escenario en el que la Yugoslavia serbomontenegrina no estuviera sancionada: YUGOSLAVIA - CROACIA, UN WHAT IF OLÍMPICO.


Lo que suele ser menos habitual es plantearse esa situación desde el prisma de un equipo que gana. Un ejemplo podría ser la Virtus de la 2000/01. Campeones de LEGA, Coppa y Euroliga, el tremendo año de la entonces Kinder deja poco resquicio a especulaciones. Y el caso es que de no haber mediado ese éxito podría haber sido un equipo destinado a ello. No conviene olvidar que ese verano, con sólo 30 años y contra pronóstico pese a sus problemas físicos recientes, anunciaba su retirada Predrag Danilovic. Fiel a su carácter ultracompetitivo y tras una nueva lesión en los Juegos de Sidney, Danilovic decía que si no podía estar al 100% prefería dejarlo.



MVP de la Final Four de 1992, tras eliminar a la propia Virtus con el factor pista en contra en cuartos, Danilovic llegaba a Bolonia para disputar la temporada 1992/93. En ese momento el club de la uve nera había logrado sólo un título liguero desde la salida de Cosic. Con Danilovic como jefe llegarían tres consecutivos. Tras la salida del serbio a la NBA, en las dos siguientes temporadas el botín había de limitarse a una Coppa con Prelevic como héroe, fiel a su condición de gigante en las finales.


No es de extrañar que su vuelta, para la 1997/98, causara un revuelo enorme en la acera más lustrosa de la ciudad de las dos torres. Claro que ese año en la otra trinchera la Fortitudo no se quedaba atrás, firmando a los dos últimos MVP de la Final Four. Por un lado Dominique Wilkins, que volvía a Europa, y por el otro David Rivers, pesadilla del Barcelona el año anterior y con un paso por el Antibes estratosférico. Un Rivers que saldría de Bolonia para hacer campeón dos años consecutivos al Tofas en Turquía, el segundo de ellos con 40 puntos a domicilio en el quinto partido de la final en la pista de un Efes que ese año había debutado en la Final Four. Y junto a ellos nada menos que las dos principales estrellas nacionales: Carlton Myers y Gregor Fucka.


Fue el año de los 10 derbys. El año más loco en una rivalidad siempre rozando lo excesivo. La Effe dio primero llevándose la Coppa y dejando a la Virtus atrás en una semifinal tremenda. Poco después, el equipo de Messina se vengaba con un 2-0 en los cuartos de final de la Euroliga. Una Final Four que coronaba al conjunto italiano como rey de Europa. El resto es historia, con la final de la LEGA más impactante en muchos años. Con un formato de partidos en el que cada equipo alternaba la condición de anfitrión, los cuatro primeros partidos de la serie vivían victorias visitantes. En el segundo, con 0-1 en contra y 8/8 en triples de Rivers, Danilovic salvaba a los de Messina con un partido que rozaba la perfección. Del quinto está todo dicho, con el propio Predrag firmando el 3+1 más increíble, polémico e inolvidable del basket europeo.



El año siguiente la Virtus eliminaba a la Fortitudo en la semifinal de la Final Four, pero el Zalgiris impedía la fiesta completa. Los de Kaunas, muy sólidos toda la temporada, habían ganado la Saporta el año anterior a Milano con 35 puntos de Stombergas en la final y un papel de Arapovic estelar. Con Kazlauskas al mando y un Edney clarividente, el hecho de jugar con posesiones de 24 segundos en la NEBL frente a los 30 del mundo FIBA les dio una velocidad extra. A esa Final Four llegaba Danilovic entre algodones y así seguiría el resto de la temporada. El fiasco de la final se extendía y el equipo caía en semifinales de la LEGA ante Varese, quedando además fuera de la Euroliga. Terceros en la fase regular y con tres plazas en juego, la eliminación en el otro lado del cuadro de una Fortitudo que había dominado la tabla dejaba a la Virtus fuera. La decepción de los seguidores de la entonces Teamsystem era un poco menor al dejar fuera al rival de la máxima competición continental.


La 1999/00 no sería mucho mejor para la Virtus. La Effe repetía como líder de la regular con la Virtus segunda, pero ésta volvía a caer en semifinales, esta vez ante la Benetton, mientras que en Europa el equipo perdía en la final de la Saporta ante el AEK de Ivkovic. Era la hora de la renovación. Llegaban Rashad Grifith, que venía de dominar en Tofas junto a Rivers, Matjas Smodis tras el bombazo del Novo Mesto de Sunara, Marko Jaric campeón de la LEGA en la otra acera y Manu Ginobili.


Ginobili, en especial en su segundo año, venía de ser la sensación de la LEGA aupando al Reggio Calabria a posiciones inesperadas. Todo ello con unas dosis de espectacularidad tremendas. Su fichaje tenía dos funciones: profundizar en la renovación del equipo, dotándolo de agresividad y a la vez ir preparando el relevo de un Danilovic con el que debía convivir, para aprender y para dosificarlo. Aquello, obvia decirlo, ya no fue posible. El título de Euroliga y el extraordinario papel de Manu dejaron en estéril cualquier atisbo de nostalgia.


Antes de eso, en la 1999/00, cuando ya el fichaje de Ginobili ya era más que un rumor ambos se medían en la segunda vuelta de la LEGA. Aquí queda ese partido, en el que Danilovic se empeñaría en demostrar que el relevo había que ganárselo...




Compartir noticia:  Facebook |  Twitter |  Menéame |  Digg |  Del.icio.us |  Technorati |  Yahoo! My Web   


Artículo publicado por Iván Fernández

0 comentarios
Danos tu opinión
Danos tu opinión
Nick:


Comentario:


Código de seguridad: 3545

Por favor, necesitamos que reescribas el código de seguridad para asegurarnos que no se trata de un robot:


 

Síguenos en nuestro Instagram