Jueves, 30 de junio de 2022
03.04.2009 - 00:43h. [ Comenta la noticia ]
0 comentarios
Villanova Wildcats: veritas, unitas, caritas.


En 1842, dos sacerdotes agustinos procedentes de la iglesia de San Agustín, en Philadelphia, fundaron el Augustinian College of Villanova en Radnor Township, Pennsylvania. En la actualidad, 167 años despues, la Universidad de Villanova es la mayor del estado de Pennsylvania y una de las más importantes y prestigiosas de Estados Unidos. El lema del college, Veritas, Unitas, Caritas, define perfectamente al equipo que este fin de semana representa a la universidad en la Final Four del torneo nacional de la NCAA 2209. Nova participa en la cuarta final four de su historia (1939, 1971, 1985 y 2009). Los Wildcats cuentan con un campeonato en su palmarés, conseguido en la edición de 1985, partiendo con un seed 8 y convirtiendose en el equipo con un seed más bajo capaz de lograr el título.

Hasta en 29 ediciones del torneo final ha estado presente Villanova, lo que le convierte en el octavo equipo con mayor número de torneos disputados. Ocupa, además, el puesto vigésimo en el ranking de porcentaje de victorias (.637). Ostenta tambien un entorchado del NIT (1994) y un torneo de conferencia de la Big East (1995), conferencia a la que se adscribió en 1980.




El Villanova Field House (ahora conocido como Jake Novin Field House), The Palestra y el mítico Spectrum han sido los hogares del equipo en épocas pasadas. Actualmente, los partidos se reparten entre The Pavilion y el Wachovia Center.



Building Nova Nation

El equipo de baloncesto de la universidad de Villanova nació en 1920, debutando en competición oficial con una victoria ante Catholic University por 43-40. No fue hasta 1936 cuando los Wildcats consiguieron asentarse como uno de los mejores equipos del país, algo que sucedió con la llegada al banquillo de Alexander Severance (1936-61). Bajo el mando de coach Severance, Nova alcanzó las semifinales nacionales, en un torneo final que por entonces reunía ocho equipos. Como representante de los Middle Atlantic States, derrotó a Brown en cuartos de final, pero cayó ante Ohio State en semis. Aquel equipo estaba liderado por el Hall of Famer Paul Arizin, que despues hiciese carrera en la NBA en las filas de los Philadelphia Warriors. Larry Hennessy y Bob Schafer fueron dos de los grandes nombres de la primera gran etapa de Villanova.





El siguiente paso hacia la gloria tuvo a Jack Kraff (1961-73) como protagonista. En 1971, coach Kraff construyó un inolvidable equipo conocido como los Iron Men (los hombres de acero), y compuesto por Howard Porter, Clarence Smith, Hank Siemiontkowski, Chris Ford y Tom Inglesby. Los Iron Men se deshicieron de todos sus rivales y alcanzaron la final nacional. Pero allí se toparon con la gran UCLA de John Wooden, un equipo legendario en plena dinastía que relegó a los Wildcats al subcampeonato nacional. Aquel equipo fue capaz de pelear el partido ante los Bruins (68-62) de forma admirable, y Howard Porter fue nombrado Most Outstanding Player del torneo.



El gran upset...y por fín campeones

Cuando se menciona la historia de Villanova, la primera persona que viene a la mente de los aficionados es Rollie Massimino (1973-92). Coach Massimino, que no se ha perdido ninguno de los partidos del equipo en este torneo de 2009, alcanzó 5 Elite Eight, partiendo siempre desde seeds bajos y forjando la leyenda que describía a aquella Villanova como el "underdog" más peligroso de la historia de las March Madness. En sus 19 temporadas, Massimino dirigió a jugadores como Alex Bradley, Keith Herron, Ed Pinckney, Rory Sparrow, John Pinone o Harold Pressley.




Y entonces viajamos a 1985. Villanova partía como seed 8 y aunque muchos le consideraban un equipo peligroso, nadie pudo tan siquiera imaginar lo que acabaría sucediendo. Nova derrotó a Dayton, Michigan, Maryland y UNC en su camino hacia el Ruup Arena de Lexington, Kentucky, escenario de la Final Four de 1985. En la gran cita, los Wildcats superaron con solvencia a Memphis State y se plantaron en una final donde esperaba el número uno del país, la Georgetown de Patrick Ewing. En un partido intenso, vibrante y épico, Villanova consiguió la victoria por 66-64 para delirio de sus seguidores y los aficionados de toda la nación que se habían quedado prendados de la cinderalla story que escribieron los chicos de Massimino. Ed Pinckney fue nombrado Most Outstanding Player del torneo. Villanova había escrito una de las historias más apasionantes que se han vivido en la March Madness.



El presente de Villanova

Steve Lappas tuvo la complicada labor de suceder a Rollie Massimino en el banquillo de Villanova. Fueron unas temporadas algo irregulares, aunque con éxitos como los títulos del NIT en 1994, derrotando a Vanderbilt en la final, y del torneo de conferencia de la Big East en 1995. De la mano de Lappas surgieron figuras como Kerry Kittles, Alvin Williams, Michael Bradley, Jason Lawson, Tim Thomas o Jonathan Haynes.

En 2001 llegó al banquillo Jay Wright, comenzando un ascenso progresivo del programa de baloncesto de la universidad hasta la clasificación para la Final Four de Detroit. Tras tres temporadas teniendose que conformar con jugar el NIT, Nova volvió al torneo final de la NCAA de la mano de la maravillosa generación de los Curtis Sumpter, Allan Ray, Randy Foye o Kyle Lowrie. Un gran equipo al que le faltó suerte y algo de sangre fría para haber llegado más allá de esa Elite Eight que alcanzó en 2006 y que perdió ante Florida, posterior campeona del torneo. Pocos habrán olvidado aquel triple sobre la bocina de Allan Ray en Sweet 16 de 2005 que pudo haber tumbado a la UNC de McCants, Felton, Williams y May que despues acabó campeona.






Y ahora, en 2009, un nuevo grupo de nombres se une a la historia de Villanova. Scottie Reynolds, Dante Cunningham, Corey Fisher, Dwayne Anderson, Reggie Redding, Corey Stokes, Shane Clark….Un equipo que ha sido un ejemplo de sacrificio, fe, intensidad, aplicación defensiva y frescura en ataque. Nova se presenta en el partido ante North Carolina con unas credenciales de lujo, arrasando a UCLA y Duke y derrotando en la final regional a Pittsburgh con una canasta sobre la bocina de Scottie Reynolds. Los Wildcats parten como el rival más débil, y víctima propiciatoria de unos Tar Heels que están a un nivel excepcional. Pero una Villanova underdog, sin nada que perder y llena de ilusión...dónde hemos visto eso antes?



Compartir noticia:  Facebook |  Twitter |  Menéame |  Digg |  Del.icio.us |  Technorati |  Yahoo! My Web   


Noticia publicada por Alejandro González

0 comentarios
Danos tu opinión
Danos tu opinión
Nick:


Comentario:


Código de seguridad: 5421

Por favor, necesitamos que reescribas el código de seguridad para asegurarnos que no se trata de un robot:


Patrocinadores: Federación Española de Baloncesto           Marina Esports           Basket Málaga

© BasketMe, 2006-2011   RSS   |   Live scores   |   Aviso legal   |   Contacto   |   Colabora con nosotros   |   Créditos