Inicio » Noticias de EUROPA
Crónica Euroliga: Valencia se entrega ante Zalgiris Kaunas (63-71)
Diego Gómez  | 22.12.2017 - 01:57h.
Imprimir esta noticia |  0 comentarios |  [ Comentar la noticia ]

El equipo de Sarunas Jasikevicius aprovechó las carencias ofensivas de Valencia Basket para sumar su cuarta victoria consecutiva en Euroliga. La Fonteta volvió a mostrar su malestar con Txus Vidorreta antes y después del partido.

 


Valencia Basket afrontaba una nueva cita europea con la intención de recuperar sensaciones y reconstruir parte de su competitividad. La baja de Guillem Vives se unía a las de Sergi García y Antoine Diot, dejando toda la responsabilidad de la dirección del equipo en las manos de Sam Van Rossom. Recordemos que el belga se unió a la plantilla en septiembre con un rol secundario. Las circunstancias invitaban por tanto a exhibir una estrategia más conservadora; quizá fuera el momento para focalizar las energías en la Liga Endesa.


El partido comenzaría con 25 minutos de retraso por un problema en la canasta en la que realizaba el calentamiento Zalgiris Kaunas. La incidencia no detendría el buen inicio visitante. Con Brandon Davies al mando (8 puntos en el primer cuarto), los lituanos supieron desde el principio de la mermada moral taronja (2-10). Valencia era incapaz de atacar con comodidad el aro rival y mostraba sus habituales limitaciones en el rebote defensivo. Solo el bonus alivió el sofoco local.


Jankunas asumió entonces el juego ofensivo de los suyos y amortiguó la reacción valenciana con 6 puntos consecutivos. El equipo de Vidorreta conseguía entrar en el choque gracias a la aparición de Green, Dubljevic y Abalde. El entrenador vasco había optado de inicio por San Emeterio y Rafa Martínez; a estas alturas de curso ya podemos confirmar que sus físicos rinden de manera diferente en Euroliga y en Liga Endesa. Otra noche gris para ambos. 16-19 y partido abierto tras 10 minutos de juego.


Valencia Basket, que había errado los 6 lanzamientos triples que había intentado en el primer cuarto, evidenció cierta mejoría y golpeó desde el perímetro para alcanzar una renta de cinco puntos (32-27). El avance en cancha contraria se apoyó en el trabajo intangible de Bojan Dubljevic. A falta de tres minutos para alcanzar el descanso, el montenegrino acumulaba ya cinco rebotes ofensivos.


``


Su ejemplo mantendría viva la intensidad taronja, atenuando así el potencial del tercer mejor ataque de la Euroliga. Esta tampoco sería la noche en que Valencia Basket bajaría los brazos. Las prestaciones han cambiado en las últimas semanas, pero la plantilla sigue dando todo lo que tiene en cada posesión. 36-34 en el ecuador del choque.


Jasikevicius debió alentar a sus jugadores en el vestuario, que irrumpieron en la pista con la decisión de cerrar el encuentro cuanto antes. El equipo lituano mejoró su presencia ofensiva con Micic como principal referencia; el serbio se fue hasta los 16 puntos. Por su parte, Valencia entraba una vez más en barrena. Colapso y calvario en pista contraria. Un parcial de 4-11 obligó el tiempo muerto de Vidorreta tras 5 minutos del tercer parcial (39-45).


Solo el espíritu de Dubi parecía dar equilibrio al sistema de juego de Vidorreta. El capitán se exprimió en ambos lados de la cancha, igualando la faceta reboteadora y generando opciones cómodas para el resto de compañeros. La falta de confianza impidió obtener el premio necesario. Valencia Basket dejaba escapar el control del partido. Ya solo restaba un parcial por disputarse (46-54).


San Van Rossom permanecía en el banco tras cometer su cuarta falta personal, por lo que el orden ofensivo de los locales se resentiría todavía un poco más. Sin embargo, Valencia mantendría su dignidad hasta el final. Quizá el único que parecía tener la mente en la Liga Endesa era el propio Vidorreta, que esta vez no apostó por la dupla Pleiss-Dubljevic y siguió con el plan establecido a pesar de los problemas del juego interior lituano. Ante la eliminación de Kavaliauskas, Aaron White exhibió su portentoso físico por encima del aro para arrancar los aplausos de una desactivada Fonteta. Apoyó además la defensa interior de su equipo de manera eficaz.


Los visitantes tendrían que tirar de oficio para frenar la última acometida local, ya con Sam Van Rossom sobre la pista. La interminable lucha taronja redujo las distancias hasta el 61-65 ya en el último minuto de juego. Pero no había margen para la épica; los triples de Micic y del talentoso Arturas Milaknis apuntalaban definitivamente la victoria de Zalgiris (63-71).


La décima derrota consecutiva de Valencia Basket y su transitar en Euroliga tendrán un peso relativo si el equipo consigue resarcirse ante Unicaja Málaga. La visita al Martín Carpena el próximo 2 de enero se antoja como la primera gran final de la temporada. Ya no es una cuestión de estrategia, la Liga Endesa ya es la única realidad para los de Txus Vidorreta.


 


63 - VALENCIA BASKET: Van Rossom (2), Rafa Martínez (7), Doornekamp (9), Thomas (6) y Pleiss (6); Abalde (6), Green (14), San Emeterio (2) y Dubljevic (11).


71 - ZALGIRIS KAUNAS: Pangos (3), Ulanovas (7), Toupane (-), Jankunas (11) y Davies (10); Milaknis (11), Micic (16), White (11), Kavaliauskas (2) y Valinskas (-).


Equipo arbitral: Lottermoser (Alemania), Jovcic (Serbia) y Dragojevic (Montenegro).


Partido correspondiente a la decimocuarta jornada de la fase regular de la Euroliga. Pabellón Fuente de San Luis de Valencia. 6.400 espectadores.


 





Compartir en Facebook la noticia    Twittear la noticia


Noticia publicada por Diego Gómez

0 comentarios
Danos tu opinión
Danos tu opinión
Nick:


Comentario:


Código de seguridad: 8923

Por favor, necesitamos que reescribas el código de seguridad para asegurarnos que no se trata de un robot:


 

BasketMe busca colaboradores y corresponsales




BasketMe © 2018 Todos los derechos reservados. BasketMe no se hace responsable del contenido de sitios externos.
Aviso legal   |   Contacto   |   Créditos   |   Desarrollada por XGS