Inicio » Noticias de BALONCESTO INTERNACIONAL
Mundial 2019: El Análisis de... Rusia, por Marc Bret
Marc Bret  | 30.08.2019 - 00:21h.
Imprimir esta noticia |  0 comentarios |  [ Comentar la noticia ]

Nuestros especialistas BasketMe nos ofrecen el análisis de las selecciones participantes en el Mundial de China con todos los detalles que debemos conocer sobre ellas y los mejores vídeos de los partidos de preparación.

Tras la medalla de bronce obtenida en Londres 2012 y la posterior retirada de Kirilenko de la selección, Rusia pasó por su particular travesía por el desierto entre 2013 y 2016. Con unos resultados muy pobres para una selección con su trayectoria, se quedó fuera tanto de la Copa del Mundo en España como de los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro. En 2017 se designó a Sergey Bazarevich como nuevo seleccionador, y bajo su dirección la ´sbornaya´ obtuvo una meritoria cuarta plaza en el último EuroBasket, con un Shved sensacional que entraba en el quinteto ideal de la competición.


Sin embargo, las perspectivas para este torneo no se presentan nada halagueñas. En las últimas semanas las lesiones han devastado los planes de Bazarevich: Mozgov no se ha recuperado a tiempo de sus problemas en la rodilla, Shved se ha lesionado el tobillo y ha quedado KO, al igual que Joel BolomboyDimitry Kulagin no podrá participar, Khvostov tampoco... En resumen, Rusia se ha quedado sin su jugador referencia, su hombre fuerte en la pintura y algunos de los principales complementes. Un escenario de pesadilla para un equipo que, al completo, podía perfectamente aspirar a las semifinales. Con la perspectiva actual, superar la fase de grupos ya debería ser contado como un éxito.


LOS JUGADORES


Dadas las circunstancias se hace difícil hablar de una referencia, pues la gran mayoría son jugadores que no suelen llevar la voz cantante. En ese contexto, el alero Sergey Karasev (25 años, 2.03 metros) es el jugador con más potencial para asumir ese rol. Se perdió el último EuroBasket por lesión, y durante la preparación sufrió otro percance que hizo saltar todas las alarmas. Por suerte, ya disputó unos pocos minutos en el partido ante Lituania y Finlandia, mostrando su capacidad anotadora. Viene de unas buenas temporadas en el Zenit de San Petersburgo, y acaba de firmar por el Khimki, donde se reunirá con Shved y Mozgov. Si coge la forma puede ser la sensación del equipo.



Vitaly Fridzon


Tras cinco años en el CSKA de Moscú, la importancia del escolta Vitaly Fridzon (33 años, 1.94) en los esquemas de Itoudis fue menguando sensiblemente. Así, esta temporada fichó por el Lokomotiv Kuban, donde ha recuperado un rol similar al que tenía en sus primeros tiempos en Moscú. Muy buen tirador (39% tanto la VTB y la Eurocup), buen defensor y con experiencia, es el tipo de jugador que encaja bien en muchos equipos. Importantísimo en la consecución de la medalla de bronce en Londres, en los últimos tiempos ha sido la constante de la selección rusa, con las circunstancias forzándole a tomar más responsabilidad de la que debería a causa de las bajas.


Al igual que Fridzon en su momento, el ala pívot Andrey Vorontsevich (32 años, 2,07 metros) ha visto como su importancia en el CSKA iba en declive, anotando apenas dos puntos de media en Euroliga y sin saltar a cancha en muchos encuentros, incluyendo la Final Four. Pese a ello, es un jugador de lucha constante con capacidad para abrir el campo, algo ciertamente importante en los esquemas de Bazarevich. Está acostumbrado a brillar desde un segundo plano, pero las bajas una vez más le obligarán a tomar responsabilidades. Puede ser una buena oportunidad para reivindicarse después de su floja temporada en el CSKA.


El alero Nikita Kurbanov (33 años, 2.02 metros) ha sido el jugador ruso más importante del CSKA en la consecución de una nueva Euroliga. Con los años ha ido mejorando su tiro exterior, con un sorprendente 51% en triples en Euroliga esta última temporada, si bien anotó sólo 24 en 30 partidos. Mantiene su poderío físico, que le permite alternar el puesto de tres y cuatro si así lo requiere la situación, y suele sacar ventajas en las situaciones de poste bajo ante jugadores más pequeño. Esa versatilidad será importante, y de momento Bazarevich confía en él como alero titular.



Nikita Kurbanov


Semen Antonov (2.02 metros, 30 años) es un jugador con un rol limitado en CSKA, y cuya presencia en el último EuroBasket fue relativamente anecdótica. Esta vez, sin Mozgov, deberá asumir un rol mayor. Suple su falta de centímetros con fuerza, y su mayor talento ofensivo es su capacidad para abrir el campo desde el triple, desde donde suele lanzar con buenos porcentajes. Bazarevich le ha usado junto a Vorontsevich, formando un juego interior que se prodiga más desde el triple que en la zona.


Viktor Zubkov (28 años, 2.06 metros) es un clásico de la selección en los últimos tiempos. Es un ala pívot ágil y rápido, con capacidad para lanzar de tres, aunque no se prodigue mucho desde ahí. A ratos ha dejado destellos de buen juego, pero esos no han tenido continuidad. Pese a salir desde el banquillo, está siendo uno de los jugadores más utilizados por Bazarevich en la preparación, aunque en ocasiones anteriores hemos visto como su importancia decrecía cuando llegaba lo serio ¿Será este su año?


Las bajas en el exterior han hecho que el joven base Grigory Motovilov (21 años, 1.90 metros) tenga la oportunidad de meterse en la absoluta. Destacado en torneos de categorías inferiores, no consiguió hacerse un hueco en el Zenit y se fue a jugar al Spartak Primorye de Vladivostok, club que milita en la Superliga-1 rusa (categoría inmediatamente inferior a la VTB). Su buen papel ahí llamó la atención de Bazarevich, que le está dando confianza en estos partidos de preparación como segundo base, y el jugador está respondiendo.


La baja de Khvostov ha abierto las puertas de la titularidad al joven Andrey Sopin (22 años, 1.86 metros). Al igual que Motovilov, milita también en la Superliga-1 rusa, donde ha sido uno de los jugadores más destacados. Es ciertamente uno de los puntos débiles del equipo por su falta de experiencia y físico algo endeble.


Evgeny Baburin (1.89 metros, 32 años) es un jugador que oscila entre el puesto de base y escolta, y que ha hecho una buena temporada en el Nizhny Novgorod. Sin embargo, Bazarevich de momento le está usando de manera relativamente escasa. Se espera que dé rotación y que aporte como amenaza exterior (40% en triples en la VTB).



Vladimir Ivlev


Vladimir Ivlev (29 años, 2.07 metros) ya participó en el último EuroBasket, aunque apenas saltó a cancha. Es un jugador acostumbrado a cumplir dando minutos de refresco en la VTB, pero su relativamente flojo nivel atlético le limita para tareas mayores. Se espera que tenga un papel mayor en la rotación interior que en el EuroBasket 2017, y de momento está siendo el principal relevo de la pareja Vorontsevich-Antonov.


Evgeny Valiev (29 años, 2.07 metros) viene de fichar recientemente por el Khimki. Al igual que otros interiores de la plantilla, deberá ocupar la posición de cinco pese a que en su club suele ocupar más la posición de cuatro. Es de esperar que sea parte de la rotación interior al igual que Ivlev.


Mikhail Kulagin (25 años, 1.91 metros) ha tenido un papel marginal en la consecución de la Euroliga con el CSKA, pero ahora es uno de los jugadores que deberá dar un paso adelante en su aportación para cubrir las bajas. En ocasiones puede parchear en el puesto de base, algo de lo que seguramente Bazarevich echará mano ante la inexperiencia de sus bases. Buen tirador.


EL ENTRENADOR


Con amplia experiencia en los banquillos, la elección de Sergey Bazarevich por parte de la Federación rusa fue un gran acierto. Tras revitalizar a la selección en el último EuroBasket, ahora se enfrenta al más difícil todavía a causa de las bajas. Los dos bases son jugadores jóvenes que ni siquiera militan en la VTB por ahora; el juego interior, sin Mozgov, carece de una verdadera presencia en la zona y va escaso de centímetros y atletismo. Y sin Shved tampoco hay un verdadero generador en el juego exterior.



Sergey Bazarevich


En la parte positiva, la mayoría de integrantes son capaces de lanzar desde más allá del 6.75 con buenos porcentajes, con lo que Bazarevich puede optar por quintetos que jueguen muy abierto y en los que se priorice la circulación de balón en lugar del ´yo-yo´ de Shved.


Como jugador, Bazarevich disputó dos finales de Mundial (1990 y 1994), aunque se antoja casi imposible que, en esta ocasión, pueda repetir un resultado similar.


VÍDEO: RUSIA - ESPAÑA



VÍDEO: RUSIA - VENEZUELA 




VÍDEO: RUSIA - ITALIA



 





Compartir en Facebook la noticia    Twittear la noticia


Noticia publicada por Marc Bret

0 comentarios
Danos tu opinión
Danos tu opinión
Nick:


Comentario:


Código de seguridad: 5904

Por favor, necesitamos que reescribas el código de seguridad para asegurarnos que no se trata de un robot:


 

BasketMe busca colaboradores y corresponsales




BasketMe © 2006-2019 Todos los derechos reservados. BasketMe no se hace responsable del contenido de sitios externos.
Aviso legal   |   Contacto   |   Créditos   |   Desarrollada por XGS