La Opinión
Las Historias de Sunara: Sabit Hadžić, in memoriam
Iván Fernández  | 30.03.2018 - 01:46h.
Imprimir esta noticia |  0 comentarios |  [ Comentar el artículo ]

El pasado 3 de marzo moría en la ciudad turca de Antalya Sabit Hadžić a los 60 años. Seleccionador bosnio en dos etapas distintas, llegó a dirigir a su equipo nacional en hasta cuatro EuroBasket.


Formado como jugador en el Bosna de Sarajevo, Hadžić era un base rápido e intuitivo que se labró una interesante carrera en el duro baloncesto yugoslavo de los años 80. Formó parte del Bosna Sarajevo que en la 1977/78, de la mano de Bogdan Tanjevic en el banco y de Delibasic, Varajic o Radovanovic en la pista se llevaba la primera liga de su historia.


Esa misma temporada el club de la capital bosnia lograba el título copero (98-87 en SAVAK ante el Radnicki) a la par que alcanzaba la final de la Copa Korac, cayendo en un tremendo encuentro ante el Partizan por 117-110 tras la disputa de una prórroga que había forzado Ante Dogic en el último segundo del tiempo regular (101-101). Titular en aquel encuentro, Hadžić era testigo directo de una de las mejores finales de la historia, en la que destacaba la voracidad anotadora de hombres como Dalipagic (48 tantos), Kikanovic (33) o Delibasic (32). Pese a la magnitud del éxito, no cabría calificarlo estrictamente como sorpresivo, ya que tan sólo un año antes el Bosna había finalizado la liga empatado en la primera posición con la Jugoplastika, por lo que hubo de celebrarse un partido de desempate para dirimir el título, saldado a favor de los de Split por un ajustado 98-96 con la famosa canasta final de un Damir Solman que en cierta medida compensaba así su fallo en el tiro que pudo haber dado a los dálmatas la Copa de Europa de 1972 ante el Varese.


Sabit Hadžić (tercero por la derecha agachado), con la selección junior de Bosnia en 1974


 


Con todo, el gran éxito de aquel Bosna habría de llegar en la 1978/79, donde los sarajevinos se erigían en el primer equipo yugoslavo en alzarse con la Copa de Europa. Anteriormente equipos como el Lokomotiv Zagreb, Jugoplastika, Partizan o Estrella Roja habían alcanzado títulos de la Recopa o de la Copa Korac, pero el 5 de abril de 1979 era el Bosna quien, con su 96-93 sobre el Varese, llevaba al basket plavi a otro nivel. Con 45 puntos de Varajic y 30 de Delibasic los de Tanjevic se llevaban una final en la que Dic volvía a ser el titular compartiendo dirección con un Svetislav Pesic que, pese a salir del banquillo, aún conservaba mayor protagonismo.


Un año después, en la 1979/80, el Bosna sumaba su segundo título liguero ya con Hadžić llevando las riendas de manera clara. Con cada vez más protagonismo en el equipo tras la salida de Delibasic o Radovanovic, Hadžić guía al Bosna al tercer título de su historia, ya con Pesic en el banquillo y de forma cuanto menos polémica. Y es que, tras perder en la final por 2-1 ante el Sibenik, la controversia surgida en el final del partido por una falta del propio Hadžić a Drazen Petrovic provocaba la decisión de la Federación de que había de repetirse el partido, con la consiguiente negativa de los croatas a presentarse, llegando incluso a insinuar que la decisión estaba relacionada con la organización por parte de Sarajevo de los Juegos Olímpicos de Invierno (los mismos cuyo logotipo sería clave años después en el desenlace de la magnifica serie danesa “Forbydelsen”).




A nivel individual, el actual seleccionador tocaría techo un año más tarde, donde al margen de llevarse la Copa (92-78 ante el Alkar Sinj), es seleccionado para disputar los Juegos de Los Angeles, colgándose la medalla de bronce junto a Dalipagic, los hermanos Petrovic o Ivan Sunara. Al margen de la cita olímpica, Hadžić ya había estado en la órbita de la selección disputando algún torneo “menor” como los Juegos Mediterráneos de 1979, donde se colgaba una plata (derrota ante Grecia en la final) junto a jugadores de la talla de Delibasic, Knego, Radovanovic o Nakic, o los Juegos Balcánicos del midmo año (también plata ante Grecia) y de 1980 (oro junto a Slobodan Nikolic, Zizic o Arsenije Pesic) donde Hadžić era el segundo máximo realizador de una Yugoslavia que dirigía Dusan Ivkovic y donde también estaba como jugador el que fuera seleccionador esloveno y polaco Ales Pipan.


Tras un año más en el Bosna, Hadžić pasaba al baloncesto turco de la mano del Eczacibasi, donde coincidía con un joven Orhun Ene al que tutela en el puesto de base. El equipo completa una buena temporada llegando hasta los cuartos de final, donde era derrotado en una apasionante (111-110 en el segundo encuentro con 17 tantos de Hadžić por ejemplo) eliminatoria por el Hortas.



Con un final de carrera más discreto que le terminó trayendo de vuelta a Yugoslavia, Hadžić pasa a formarse como entrenador, encontrando su primera gran oportunidad en el Bosna Sarajevo, desde donde da el salto a la liga alemana. Desde ese momento emprendió una peculiar carrera que le llevó a sitios tan dispares como Arabia Saudí, Kosovo o Siria, hasta que volvió al primer plano en Turquía dirigiendo durante dos años al Antalya.


Descanse en paz alguien que como jugador destacó por su fiabilidad y como entrenador por una nada cicatera idea de juego, siempre poniendo por encima de todo el talento y la fluidez.



Compartir noticia:  Facebook |  Twitter |  Menéame |  Digg |  Del.icio.us |  Technorati |  Yahoo! My Web   


Artículo publicado por Iván Fernández

0 comentarios
Danos tu opinión
Danos tu opinión
Nick:


Comentario:


Código de seguridad: 6406

Por favor, necesitamos que reescribas el código de seguridad para asegurarnos que no se trata de un robot:


 

BasketMe busca colaboradores y corresponsales




BasketMe © 2018 Todos los derechos reservados. BasketMe no se hace responsable del contenido de sitios externos.
Aviso legal   |   Contacto   |   Créditos   |   Desarrollada por XGS