La Opinión
Las Historias de Sunara: El Gijón de Luis Scola
Iván Fernández  | 19.04.2020 - 16:52h.
Imprimir esta noticia |  0 comentarios |  [ Comentar el artículo ]

Ando estos días rescatando alguna de las cintas VHS de las que no me deshice en su día, y aquí va una pequeña joya para los que fuimos seguidores del Gijón Baloncesto o de los que lo somos de Luis Scola... aunque por desgracia la calidad de imagen es bastante lamentable.


Tercer partido de las semifinales de la Liga LEB 1998/99. Los dos finalistas ascendían directamente a la ACB y el Gijón Baloncesto llega con 2-0 en la eliminatoria, por lo que busca el segundo ascenso de su historia.


Quintos en temporada regular y con la mala fortuna de perder a Pedro Rodríguez (no el ex del Estu) poco antes de los play-off, el equipo que dirige Moncho López comienza venciendo en las eliminatorias "de repesca" (los cuatro primeros pasaban directamente a cuartos y los clasificados del 5º al 12º jugaban unos octavos reducidos) al Cajasur Córdoba. Ya en cuartos, se impone por 1-3 al Tenerife. La sorpresa salta en el otro lado, con el Menorca pasando a semis tras haber sido octavo de la Liga regular y eliminando a un Badajoz que había sido primero de manera intratable. En definitiva, dos equipos en su mejor momento de la temporada.


En el Gijón el peso nacional lo llevan Javi Rodríguez, Pacreu, Óscar Rodríguez (también con problemas físicos todo el play-off) o Esmoris, pero destaca sobre todo la pareja de extranjeros más improbable de la LEB. El más viejo de la categoría, un Linton Townes que había ido de menos a más para acabar fino como siempre fue. Y el más joven: Don Luis Scola, que en el partido decisivo vuelve a hacer lo que hizo casi todo el año... y lo que seguiría haciendo más de 20 años: maravillar.




Compartir noticia:  Facebook |  Twitter |  Menéame |  Digg |  Del.icio.us |  Technorati |  Yahoo! My Web   


Artículo publicado por Iván Fernández

0 comentarios
Danos tu opinión
Danos tu opinión
Nick:


Comentario:


Código de seguridad: 3807

Por favor, necesitamos que reescribas el código de seguridad para asegurarnos que no se trata de un robot: