Viernes, 30 de octubre de 2020
Blog de Marcos Egidio


08.12.07 | Marcos Egidio

La preparación de los partidos

Hola amigos.

Hoy os quiero hablar de un tema interesante: la preparación para los partidos. Un factor que marca la diferencia, el segundo más importante después de la voluntad.

A veces, por más que uno quiera o por más que desee conseguirlo no lo logra porque quizá no está preparado para ello. O también ocurre lo contrario; en esas mismas situaciones difíciles o ante casos aparentemente imposibles, la buena preparación te lleva a conseguir la victoria.

Una historia que se puede contar como ejemplo está en la Biblia, en la preparación para una batalla histórica. Ocurrió en un tiempo en el que Israel tenía muchas dificultades, con muchos adversarios, y en el que sufría constantes ataques hasta que un día un ejercito liderado por Gideón (que en la historia era guiado por Dios) consiguió algo muy parecido a un milagro.

En la Biblia esta escrito que Gideón, una persona sencilla, habló con Dios y éste le dijo que él sería la persona que debería liderar a un ejército que fuera capaz de traer la paz a Israel. La primera orden que recibió del Señor fue la de hablar con los mensajeros para hacer una convocatoria, y conseguir que llegaran 32 mil hombres con el objetivo de obtener la paz en Israel.

Dios vio entonces el número de personas con las que se podía contar y habló con Gideón, para transmitirle el mismo mensaje que les recitó a sus hombres: quién fuese cobarde o mentiroso debería volver a casa… Sorprendentemente regresaron a sus poblados más de 22 mil hombres.

Marcos Egidio

Pero permanecieron allí diez mil y Dios pidió a Gideón que hiciera otra prueba: ir hacia el río y, una vez allí, aquellos que se agachasen para beber agua deberían ser expulsados de su ejército. Deberían tomar el agua usando las manos y no agacharse, porque estos mismos soldados deberían estar atentos en caso de que llegase el enemigo. La prueba se hizo y, tras realizarla, se marcharon a sus casas un total de 9.700 soldados.

Sólo quedaban ya 300 soldados preparados para la batalla, para que veáis como son las cosas; no siempre querer es suficiente, también se necesita una preparación para marcar la diferencia. Guiados por la mano de Dios y comandados por Gideón, serían estos 300 soldados los que se enfrentarían en una lucha que quedará en la historia como la disputada por el primer grupo de asalto.

La estrategia fue ejecutada después que Gideon acudiiera a las trincheras enemigas auspiciado por Dios y, una vez allí, escuchó las palabras de un soldado enemigo comentando que el ataque sufrido había sido lo más parecido a una pesadilla, lo que demostró cómo se debe atacar para conseguir la victoria. Así que esos escasos 300 soldados atacaron con antorchas y trompetas, luchando e intimidando a un ejército de 135 mil soldados, con la fe y el convencimiento de que la victoria sería suya. Fue una victoria de Dios, de Gideon y de sus 300 soldados, que consiguieron lo que parecía impensable.

El querer es muy importante, pero es sólo el principio, la preparación es que la que otorga la cualidad necesaria para obtener todo aquello que deseas. Así es como nos mentalizamos y nos preparamos en Clínicas Rincón, con una mentalidad ganadora y pensando que podemos ganar todos los partidos si permanecemos juntos y estamos unidos para un objetivo común.

Bueno amigos, con esto me despido, ya iré escribiendo más historias maravillosas para que podamos compartirlas.

Un saludo de vuestro amigo,

Yiyo

Patrocinadores: Federación Española de Baloncesto           Marina Esports           Basket Málaga

© BasketMe, 2006-2011   RSS   |   Live scores   |   Aviso legal   |   Contacto   |   Colabora con nosotros   |   Créditos