Miércoles, 5 de agosto de 2020
La Opinión


12.09.08 | Juan Carlos Sánchez (2261 lecturas) [ Comenta el artículo ]
0 comentarios
A vueltas con Daniel Santiago


Aún recuerdo como si fuese ayer aquel verano del 2005 en el que Unicaja comenzó a construir el equipo que meses más tarde se convertiría en Campeón de la Liga ACB. Un equipo construido sobre jugadores del nivel de Pepe Sánchez, Garbajosa o Marcus Brown, al que le faltaba la guinda en forma de pívot capaz de dominar la pintura. Y tras el intento fallido de Oberto, el siguiente nombre en la lista era Daniel Santiago. Scariolo solicitó de forma expresa la contratación del pívot boricua. El acuerdo con el jugador, con experiencia en la LEGA, se alcanzó muy pronto, pero presentaba un obstáculo casi insalvable; el deseo del jugador de encontrar una franquicia NBA. No pretendía minutos de juego ni un rol específico en el equipo, sino simplemente firmar un contrato en la NBA. Y dejó claro a Unicaja que iba a apurar al máximo sus opciones y que asumía el riesgo de perder el buen contrato por 2 temporadas que se le ofrecía. Recuerdo al club dudar por momentos y tantear otras opciones, pero Scariolo mostró un deseo fundamental de contar con Santiago, así como cierta información privilegiada que mostraba que las posibilidades del jugador de conseguir equipo en la NBA eran muy complicadas y que aconsejaban ser firmes en la propuesta. Y efectivamente esa fue la solución al 'culebrón'. Se incorporó a la disciplina de Unicaja un jugador sin duda peculiar. Peculiar por su carácter y por esas gafas que, a diferencia de lo que muchos aficionados creen, no se deben a problemas de visión, sino a la necesidad de proteger sus delicadas retinas. De hecho, pocos recuerdan que en esa temporada 2005/2006 ya tuvo que ser operado días antes de la disputa en febrero de la Copa del Rey. Pero también llegó uno de los pívots con mayor capacidad ofensiva de todo el continente europeo. Se trata de un center rápido, tanto en carrera como en sus movimientos, y que maneja con destreza distintas opciones para anotar. Fabuloso su juego de pies de espaldas al aro, también es capaz de anotar a tablero e incluso con un semi-gancho en penetración, además de un correcto lanzamiento desde 5 metros. Estas facultades en un jugador de 215 cm de estatura hacen que reciba no pocas faltas personales, con buenos % desde el tiro libre. La presencia de Garbajosa en pista limpiaba la pintura a favor de Santiago, que podía emplear su 1x1 sin temor a las ayudas. Por el contrario, su habilidad ofensiva no presenta equilibrio en cuanto a sus cualidades defensivas. Tiene problemas serios para defender a pívots móviles, es propenso a cargarse de faltas (aunque mejoró esta faceta), y era peligroso tenerlo en pista en los finales de partido pues tras bloqueo directo, el cambio de hombre con un pequeño lejos del aro creaba un riesgo defensivo enorme, por lo que en esos minutos se apostaba por Pietrus en los habituales 'cambios de balonmano'. Tampoco es especialmente brillante en el rebote (nada acorde con sus condiciones físicas), con dificultades para cerrar el defensivo, y poco dado a pelear el rebote ofensivo. Tras una buena temporada en Unicaja, en la que fue pieza destacada para conseguir el título de Liga, aún le restaba un año más de contrato, con una cláusula de escape a la NBA. Y nuevamente, aprovechando su buena temporada, apostó muy fuerte por obtener contrato allí. De hecho, no regresó a Unicaja hasta ya bien avanzado el mes de octubre, obligando al Club a fichar a un temporero como Robert Gulyas. Al final, llegó bajo un nuevo contrato de 2 temporadas mucho mejor remuneradas y con notable falta de ritmo de competición. Las carencias del mercado impidieron al club tomar una posición más drástica en ese complicado verano del 2006. En esta temporada, sin Garbajosa, Herrmann ni Brown (lesionado), adquirió un papel mucho más relevante en el juego ofensivo del equipo. En mi opinión, su labor fue muy destacada durante aquella temporada, en la que se clasificó para la Final Four, en la que corrigió ciertos defectos y amplió su gama de recursos a favor del juego colectivo, con acciones como recibir para leer el corte de los aleros y dar un pase picado, al más puro estilo de Dejan Tomasevic. Todo ello hasta que una seria lesión ocular a principios de abril le obligó a volver a pasar por el quirófano y perderse el resto de la temporada. Unicaja fichó por ello a un jugador bastante desconocido, pero que hoy es un pívot destacado en la ACB: Boni Ndong. Un verano de 2007 tranquilo fue el paso previo a su última temporada de contrato en Málaga. Y la palabra 'decepción' es la que mejor define esta temporada. Mostró muchas dosis de apatía en los partidos. Como la canción de Antonio Vega, 'se dejaba llevar'. Sus importantes virtudes ofensivas fueron sustituidas por un cúmulo de precipitación y de decisiones erróneas. Y todo ello unido a una actuación muy pobre en el rebote y en defensa, haciendo MVP al pívot rival en más de una ocasión. En distintas ocasiones, el club se planteó la idea de 'cortar' al jugador, que respondía ante esta situación con una serie de dos/tres partidos del mejor Santiago, algo que no terminaba de convencer a la afición, que no reconocía este gesto como imagen de buena actitud por su parte. La dificultad de encontrar un sustituto a mitad de temporada y el enorme coste de rescisión motivaron que el club decidiera mantener al jugador, esperanzado en recuperarle para el final de la temporada. No obstante, su sustituto ya estaba en casa, era Ndong, cuyo fantástico rendimiento le dio la titularidad en ese puesto. Y tras esta última temporada, en la que Unicaja ni se planteó la opción de renovarle, el jugador, de fuertes creencias religiosas, se encuentra en una situación delicada para encontrar equipo. La realidad muestra que los equipos no terminan por asumir el riesgo de su fichaje. Son distintos los puntos que juegan en su contra: - cuenta ya con 32 años de edad. - ocupa plaza de extracomunitario. - existe un riesgo notable de lesión ocular. - su deseo de encontrar un contrato para regresar a USA en cualquier momento. - y por supuesto, la mala imagen que deja tras su última temporada en Unicaja. No obstante, existen al mismo tiempo argumentos favorables. El principal se encuentra en la posibilidad de que recupere el nivel de juego que exhibió en sus dos primeras temporadas en Málaga. Si eso ocurre, hablamos de un gran jugador, fundamentalmente en el aspecto ofensivo. Su caché a día de hoy no es excesivamente elevado, por lo que siempre queda la esperanza de recuperar a un pívot de gran calidad, algo que no abunda en el mercado. No obstante, los argumentos en contra antes citados parecen, por el momento, pesar como una losa sobre la figura del peculiar pívot puertorriqueño, que acostumbra a apurar sus opciones hasta comienzos de temporada.



OTRAS OPINIONES DE Juan Carlos Sánchez
 El cuaderno de la Copa (21.02.20)
 El día que aprendimos a soñar (16.02.20)
 Días grandes de baloncesto en Málaga (12.02.20)
 Unicaja: Pasan los años y no me arrepiento… (09.04.17)
 Análisis del Unicaja 2016/17 (27.09.16)
 USA-España: Dime por qué en el cine ganan los buenos y en la vida real los malos (20.08.16)
 Análisis del Unicaja 2015-16: La ilusión está de vuelta (09.10.15)
 Copa del Rey: Análisis del Unicaja (02.02.14)
 Análisis del Unicaja 2013-14 (13.10.13)
 Análisis del Unicaja 2011-12 (08.10.11)
 Unicaja, borrón y cuenta nueva (19.01.11)
 Análisis del Unicaja 2010/2011 (26.09.10)
 El Unicaja 2009, jugador por jugador (28.12.09)
 ¿Qué le ocurre a Unicaja? (17.11.09)
 Análisis del Unicaja 2009-10 (05.10.09)
 La Selección: Pasión ficticia por el baloncesto (05.09.09)
 Reflexiones sobre el último artículo de Aíto García Reneses (27.08.09)
 Unicaja: reflexiones de un proyecto de presente y futuro (17.03.09)
 A vueltas con Daniel Santiago (12.09.08)
 Aíto: ese enemigo íntimo (02.09.08)
 España - USA: Reflexiones sobre una plata con sabor a oro (24.08.08)
 España - USA: Análisis táctico y conceptos del juego (22.08.08)
 Análisis del Unicaja 2008/09 (05.08.08)
 Unicaja Málaga: Balance de la temporada (29.05.08)


LAS 10 OPINIONES MÁS LEÍDAS
 Munich 1972: Tres segundos que marcaron la historia (I) (Marc Bret)
 Los mejores americanos de la historia de la ACB (pivots) (T.C. Mo Sweat )
 600.000 dólares a la basura (Juanjo De Miguel)
 Baloncesto y saber (Gonzalo Vázquez)
 Ante Tomic, el blando (T.C. Mo Sweat )
 Las Historias de Sunara: Arijan Komazec (Iván Fernández)
 El mito del machismo en el baloncesto femenino (Juan Manuel Muñoz)
 Munich 1972: Tres segundos que marcaron la historia (y II) (Marc Bret)
 El día que aprendimos a soñar (Juan Carlos Sánchez)
 La abducción de Walter Herrmann (Santiago Salas)
0 comentarios
Danos tu opinión
Danos tu opinión
Nick:


Comentario:


Código de seguridad: 3285

Por favor, necesitamos que reescribas el código de seguridad para asegurarnos que no se trata de un robot:


Patrocinadores: Federación Española de Baloncesto           Marina Esports           Basket Málaga

© BasketMe, 2006-2011   RSS   |   Live scores   |   Aviso legal   |   Contacto   |   Colabora con nosotros   |   Créditos