Miércoles, 5 de agosto de 2020
La Opinión


17.03.09 | Juan Carlos Sánchez (1809 lecturas) [ Comenta el artículo ]
0 comentarios
Unicaja: reflexiones de un proyecto de presente y futuro


Ahora que llegamos al ecuador de la temporada y que la resaca de la Copa ha pasado, es buen momento para hacer algunas reflexiones sobre Unicaja. Pero estas reflexiones no se quedan en esta temporada, ni en los duros momentos por los que atraviesa, sino de la situación general del Club en el aspecto más estrictamente deportivo.


Cuando un equipo aspira a ganar títulos, debe ser consciente de los pilares sobre los que construir un proyecto ganador; del entrenador y los jugadores más adecuados para ello. Pocas dudas ofrece el puesto de entrenador, donde ya desde hace una década con Boza Maljkovic, después Sergio Scariolo, y por último Aíto García Reneses la apuesta por parte del Club ha sido clara por entrenadores de primer nivel europeo, y ha conseguido enlazar entrenadores de mucho prestigio.


Cada uno de ellos tiene su estilo, su filosofía de juego, en definitiva, su sello. Y a todos nos gusta el estilo de unos más que de otros. Cuestión de gustos, de formas de pensar. Pero si algo tienen en común es que han conseguido que sus proyectos y sus ideas (a veces muy lejanas unas de otras) llegasen a resultar exitosas. Por eso se les ubica en el primer escalafón europeo de entrenadores. Se les paga un caché elevado por la garantía de buen hacer y de éxito que suponen. Ir sobre seguro.


En cambio, y sobre todo en tiempos recientes, hay más problemas para construir la plantilla llamada a levantar títulos. No ha faltado dinero que invertir, ni deseos de crecer, pero muchas veces sólo con eso no basta.


Pocos recuerdan grandes títulos ganados por gente anónima. O al menos, anónimas a priori, grandes estrellas a posteriori. Son esos jugadores de primer nivel los que, junto con el respaldo de una sólida plantilla, llegan a ganar las finales.


Contratar a uno de esos jugadores es muy complicado. Primero hay que elegir al jugador, que se encuentre en su mejor momento deportivo, que sea capaz de involucrarse con un proyecto y un equipo, que esté en el mercado, que el dinero alcance para contratarlo y, lo más importante, que el jugador elija tu Club de entre todos los que lo pretenden, que, seguro, no serán pocos ni débiles. La competencia será muy dura. Claro que también se puede encontrar a este jugador justo antes de que llegue a la élite, en cuyo caso se pueden reducir costes y la competencia será menor. Pero si la primera opción es complicada, pero con ciertas garantías de éxito, en este segundo caso, la posibilidad de que el jugador de el salto definitivo a la élite resulta muchas veces ser una auténtica lotería.


Y si nos vamos a Unicaja, nos damos cuenta que, desde el año de la Liga de Brown y Garbajosa, no ha sido posible encontrar a ese jugador. Sin duda, fue un momento complicado. Garbajosa y Herrmann se marcharon a la NBA, y Brown cayó lesionado y ya apenas volvió a jugar con la camiseta verde de Unicaja.


Desde entonces, el Club ha realizado apuestas importantes, ha completado plantillas de buenos jugadores, pero sin estrellas capaces de brillar con luz propia cuando más se le necesita.


Hablamos del síndrome de la clase media llevado hasta a su máxima versión. Sobre todo en cuanto al aspecto ofensivo. Sólo Haislip sobresale por encima del resto en cuanto a talento ofensivo; es determinante, pero sin asumir por su propia personalidad el liderazgo que Brown o Garbajosa sí que ejercían.


No me cabe duda de que la plantilla este año ha presentado una mejora importante, y los fichajes realizados están, hasta ahora, justificando con creces la inversión que se ha hecho con ellos, pero sigue faltando ese punto extra en algún jugador más de la plantilla. Tiene de todo y en cantidad, en la línea exterior se puede decir que muchísima cantidad, tiene muy buenos jugadores, pero le falta esa referencia.


Pensando en el futuro más próximo, queda la Liga. Centrarse en trabajar bien sobre dos conceptos. Por un lado, ir ganando partidos (sólo hay uno por semana y eso favorece la preparación y concentración), y por otro, ir preparando al equipo táctica y físicamente para la hora de la verdad: los Play Offs. Esa es la ventaja, pues a pesar de no encabezar la Liga regular, si llegas en un gran momento a los Play offs, partes de cero, y un rival poderoso o un factor cancha en contra son obstáculos salvables.


Y en relación con el futuro más remoto, pues la verdad es que, a pesar de que muchos jugadores acaban contrato esta temporada, yo sería partidario de mantener este bloque, de hacer pocos cambios. Creo que es un equipo y un proyecto comprometido y que ha sacado interesantes arranques de personalidad en momentos muy importantes (la final de Copa fue una buena prueba de ello, en el mejor de los escenarios donde poder sacar conclusiones). Siendo aún más precisos, sólo echo realmente en falta una referencia ofensiva con grandes dosis de liderazgo en la línea exterior. Si se acierta, Unicaja daría un salto muy importante y saldría muy reforzado. Por razones contractuales, sería un recambio bien para Welsch o bien para Kelati, correspondiendo a los técnicos decidir, aunque seguramente el aspecto económico o hasta de pasaporte tengan mucho que ver en esa decisión.


Las pautas son claras. Primero, encontrar a ese jugador. Tener un nombre. El segundo, más complicado, conseguir ficharlo, quitárselo a los rivales que también peleen por él, con el riesgo que supone siempre que durante la espera se vayan cayendo otros nombres de la lista. Y el tercero, el más complicado de todos, acertar.



OTRAS OPINIONES DE Juan Carlos Sánchez
 El cuaderno de la Copa (21.02.20)
 El día que aprendimos a soñar (16.02.20)
 Días grandes de baloncesto en Málaga (12.02.20)
 Unicaja: Pasan los años y no me arrepiento… (09.04.17)
 Análisis del Unicaja 2016/17 (27.09.16)
 USA-España: Dime por qué en el cine ganan los buenos y en la vida real los malos (20.08.16)
 Análisis del Unicaja 2015-16: La ilusión está de vuelta (09.10.15)
 Copa del Rey: Análisis del Unicaja (02.02.14)
 Análisis del Unicaja 2013-14 (13.10.13)
 Análisis del Unicaja 2011-12 (08.10.11)
 Unicaja, borrón y cuenta nueva (19.01.11)
 Análisis del Unicaja 2010/2011 (26.09.10)
 El Unicaja 2009, jugador por jugador (28.12.09)
 ¿Qué le ocurre a Unicaja? (17.11.09)
 Análisis del Unicaja 2009-10 (05.10.09)
 La Selección: Pasión ficticia por el baloncesto (05.09.09)
 Reflexiones sobre el último artículo de Aíto García Reneses (27.08.09)
 Unicaja: reflexiones de un proyecto de presente y futuro (17.03.09)
 A vueltas con Daniel Santiago (12.09.08)
 Aíto: ese enemigo íntimo (02.09.08)
 España - USA: Reflexiones sobre una plata con sabor a oro (24.08.08)
 España - USA: Análisis táctico y conceptos del juego (22.08.08)
 Análisis del Unicaja 2008/09 (05.08.08)
 Unicaja Málaga: Balance de la temporada (29.05.08)


LAS 10 OPINIONES MÁS LEÍDAS
 Munich 1972: Tres segundos que marcaron la historia (I) (Marc Bret)
 Los mejores americanos de la historia de la ACB (pivots) (T.C. Mo Sweat )
 600.000 dólares a la basura (Juanjo De Miguel)
 Baloncesto y saber (Gonzalo Vázquez)
 Ante Tomic, el blando (T.C. Mo Sweat )
 Las Historias de Sunara: Arijan Komazec (Iván Fernández)
 El mito del machismo en el baloncesto femenino (Juan Manuel Muñoz)
 Munich 1972: Tres segundos que marcaron la historia (y II) (Marc Bret)
 El día que aprendimos a soñar (Juan Carlos Sánchez)
 La abducción de Walter Herrmann (Santiago Salas)
0 comentarios
Danos tu opinión
Danos tu opinión
Nick:


Comentario:


Código de seguridad: 2344

Por favor, necesitamos que reescribas el código de seguridad para asegurarnos que no se trata de un robot:


Patrocinadores: Federación Española de Baloncesto           Marina Esports           Basket Málaga

© BasketMe, 2006-2011   RSS   |   Live scores   |   Aviso legal   |   Contacto   |   Colabora con nosotros   |   Créditos