Martes, 25 de junio de 2024
La Opinión


23.07.09 | Santiago Salas (3002 lecturas) [ Comenta el artículo ]
0 comentarios
Cuando la solución pasa por Europa


Han pasado ya muchos años desde aquel tiempo en el que cualquier americano que aterrizaba en la liga española venía a establecer la piedra angular de un proyecto deportivo, generalmente como máximo artillero del equipo de destino. En este impasse, la evolución física y técnica del jugador europeo sumado a la más que probable atenuación de cualidades técnicas de los americanos, ha dado paso un nuevo "mapa de distribución de talento" en el mundo. Fernando Martín enseñó el camino y Pau Gasol abrió las puertas de la NBA a los españoles. Otros europeos habían esbozado el trayecto y asfaltado la autopista de doble sentido que ahora figura como máxima preocupación en la escala de quebraderos de cabeza de los directivos americanos, la fuga de talentos americana de la que ya hablé hace un tiempo.


Lo cierto es que hemos llegado a ese punto en el que diferenciar el nivel de talento baloncestístico entre los dos lados del océano depende casi exclusivamente de la balanza atlética. Es decir, a poco que las capacidades atléticas y físicas se igualen algo más, prácticamente no existirán diferencias de nivel de juego entre Europa y EEUU. Con la excepción del talento colectivo, que ese no se enseña ya en los playgrounds del Rucker Park y sí en los equipos de cadetes, juniors y demás categorías, con más fuerza si cabe en Europa.


Para hilar esta introducción con el tema esencial del artículo, cabe destacar el reciente fichaje de David Andersen, ex-pívot del Regal Barcelona, por los Rockets de Houston. En principio, el traspaso de derechos desde Atlanta a Houston responde a las claras intenciones de los tejanos de hacerse para este año con el internacional australiano, aunque todavía no se haya firmado el contrato. La reciente lesión - posiblemente duradera - del chino Yao Ming, y la retirada del veteranísimo Dikembe Mutombo han acelerado la tramitación de papeles, porque a estas alturas los Rockets no cuentan con ningún pívot de garantías para el comienzo de la temporada. El año pasado utilizaban diversas soluciones alternativas para paliar esa carencia, pero la planificación de una temporada todavía más exigente que las anteriores sugiere soluciones ipso facto.


La búsqueda de talento pues no se restringe al mercado americano, y parece que los directivos de la NBA se van dando cuenta que las soluciones a las carencias de producción NCAA se encuentran, poco a poco y de manera más nítida, en el zoco europeo. David Andersen es un magnífico jugador, completo, talentoso y gran competidor. Posiblemente no tenga las aptitudes físicas del abanico de jóvenes atletas que pululan en los fondos de banquillo de la mayoría de las franquicias, pero sabe jugar escandalosamente bien y desarrollar por completo sus virtudes. Detalles al respecto pueden dar los aficionados de Barça, CSKA, Siena, Bolonia...


Cuesta trabajo creer que los directivos de los Hawks no hayan apreciado el talento que tenía en forma de derecho sobre el australiano, y que tenga que ser Houston la que llame a las puertas de Andersen para formar parte de un proyecto con aspiraciones de playoffs. Imagino que, durante todos estos años - fue drafteado en el 2002 - Atlanta habrá preguntado en varias ocasiones sobre su disponibilidad para recalar en la NBA, pero tampoco lo tengo tan claro. Lo cierto es que no parece que hayan sido muchos los cantos de sirena desde Atlanta, por lo que todavía me sorprende menos esta transacción de última hora. Además, Andersen sabe que en Houston, y debido a sobrepoblación de la enfermería, va a jugar bastante. Visto lo visto, y si no hay más movimientos que afecten a esa posición en los Rockets, le veo de pívot titular y jugando muchos minutos.


Al igual que Scola se plantó con paso firme en la NBA y se consagró allí como lo que ya era en el resto de mundo FIBA, Andersen va camino de desempeñar una carrera muy interesante como profesional del imperio de la hamburguesa.


Otro asunto que llama la atención a este respecto es la apuesta por talento demasiado joven salido desde Europa hacia América. En este abanico podemos encontrar jugadores de todo tipo: el famoso alapívot Nikoloz Tskitishvili - ex-Cajasol y Fuenlabrada entre otros -, que aterrizó como número 5 del draft y que pagó el pato de la existencia de sus predecesores en su puesto como Dirk Nowitzki o Pau Gasol; Zaza Pachulia, otro georgiano que era un completo desconocido en Europa y que se ha ido forjando como un pívot reserva más que decente; Andris Biedrins, pívot letón verdadero líder ya de su selección nacional...


¿Jóvenes? Sí. ¿Con potencial? También. Pero no todos han desarrollado el potencial que se les presuponía. San Antonio es un amo es eso. El nuevo director deportivo del Real Madrid Antonio Maceiras puede dar fe de ello - tuvo un puesto de relevancia en la directiva de los Spurs en su relación con el mundo FIBA. Allí es frecuente la utilización de picks de segunda ronda - o incluso primera - para elegir a jugadores extranjeros y procurarles un buen club de destino donde seguir su desarrollo. Este año tienen a Nando de Colo, reciente fichaje de Valencia Basket, por ejemplo.


Por tanto, comenzamos un período en el cual el trasvase de jugadores desde y hacia los dos lados del Atlántico será cada vez más frecuente, y en el que no debe extrañar que las necesidades de un equipo NBA sean cubiertas por jugadores drateados o no de Europa. Así se fueron Calderón u Oberto. No encuentro lo que quiero aquí, pues lo pesco en otro lado. Claro que, el hecho de que una franquicia no encuentre lo que busca en un mercado tan grande, tan profesional y tan dinámico ocmo el que rodea a la NBA les debe preocupar. Tienen a la D-League de criadero de talentos, en la cual pueden encontrarse jugadores con un nivel técnico y físico increible, pero les falta un detalle: no tiene de quien aprender. Sus referentes no juegan su misma liga y sus aspiraciones de mejora sólo depende de los famosos Call-Ups, o llamada a filas desde sus respectivos clubes nodrizas.


No seré yo quien diseñe un plan estratégico para elevar el nivel de la NBA, pero seguro que es tan viable como que existe ya la autopista de la que hablaba al principio. Si no quieren darse cuenta, ellos se lo pierden.



OTRAS OPINIONES DE Santiago Salas
 El ejemplo de la confianza de Butler (15.04.10)
 LeBron y Wade, ellos se lo pierden (05.04.10)
 La revolución O'Rear (26.03.10)
 Un amor predestinado por el March Madness (19.03.10)
 Los títeres de los medios, según Godall (14.03.10)
 La gran pregunta: ¿acertaron los Grizzlies? (08.02.10)
 Carta abierta a Paul Shirley (28.01.10)
 De la catarsis blanca, clínics y otros relatos (03.01.10)
 Un Cajasol metamórfico (27.11.09)
 Unicaja: Rey de Europa, Villano en España (08.11.09)
 Cuando la solución pasa por Europa (23.07.09)
 El Sorteo de Euroliga 2009-10 (08.07.09)
 Ettore Messina, ¿órdago o capricho? (24.06.09)
 La abducción de Walter Herrmann (14.06.09)
 La FEB se lleva el gato al agua con el Mundial 2014 (28.05.09)
 Real Madrid: la manta corta de la excelencia (20.05.09)
 Disección de una ley injusta (12.05.09)
 Ndong y el resto (23.04.09)
 Sacar o no sacar (a Mirotic) (13.04.09)
 Stephon Marbury vs Rajon Rondo (09.03.09)
 La final de Copa más apasionante (22.02.09)
 Mi otro All-Star (14.02.09)
 ¿Merece la pena el nombramiento de Sergio Scariolo? (08.02.09)
 De traca lo de la D-League (29.01.09)
 Reflexiones tras el sorteo de Copa del Rey (13.01.09)
 Y Triano descubrió a Ukic (Vídeo) (07.01.09)
 Sin noticias de Bayless (10.12.08)
 El traspaso que puede cambiar la historia (30.11.08)
 Anthony Morrow y la penúltima innovación de Don Nelson (25.11.08)
 El mal de fondo del Real Madrid (21.11.08)
 San Antonio no levanta cabeza (17.11.08)
 Demasiados egos en Denver (07.11.08)
 El cénit de Felipe Reyes (30.10.08)
 Jayson Granger: ¿Futuro o presente? (26.10.08)
 Vídeos: Las nuevas caras de la ACB (I) (19.10.08)
 España - Croacia: Ultradefensa y a semis (20.08.08)
 España - Alemania: jugando con fuego (15.08.08)
 Pívots ACB: Caballo grande, ande o no ande (31.07.08)
 Brandon Jennings: el punto de inflexión (25.07.08)
 Draft 2008: Sorpresas, traspasos, robos y pitos (27.06.08)
 Rudy Fernández volará rumbo a Portland (07.06.08)
 Los Ángeles Lakers: próximo objetivo, el anillo (30.05.08)
 Marc Gasol: Ese oscuro objeto de deseo (26.05.08)
 Real Madrid: Cortina de humo (22.05.08)
 ¿Qué está pasando con Pepu? (15.05.08)
 Lamar Odom, el insaciable (25.03.08)
 La imparable racha de Houston Rockets (15.03.08)
 DKV Joventut: el fin de la travesía en el desierto (24.02.08)
 Shaq cambia el calor por el sol (07.02.08)
 Pau Gasol sigue el camino de baldosas amarillas (02.02.08)
 ¿Es Manel Comas la solución? (26.01.08)
 Análisis: Entre Copas anda el juego (20.01.08)


LAS 10 OPINIONES MÁS LEÍDAS
 Las Historias de Sunara: 75 años del KK Split (Iván Fernández)
 Munich 1972: Tres segundos que marcaron la historia (I) (Marc Bret)
 Las Historias de Sunara: Ranko Zeravica y Boris Kristancic, in memoriam (Iván Fernández)
 Las Historias de Sunara: Hvala Ante! (Iván Fernández)
 Las Historias de Sunara: 50 años del Estonia - USA (Iván Fernández)
 Las Historias de Sunara: Danilovic - Ginobili... What if? (Iván Fernández)
 Dream Team 1992: Nunca habrá otro equipo igual (José Antonio Sánchez)
 Las Historias de Sunara: Juve Caserta - Varese (Copa Korac 1986) (Iván Fernández)
 Las Historias de Sunara: Dusan Ivkovic, in memoriam (Iván Fernández)
 Las Historias de Sunara: Previa de la final y partido por el bronce (Iván Fernández)
0 comentarios
Danos tu opinión
Danos tu opinión
Nick:


Comentario:


Código de seguridad: 9068

Por favor, necesitamos que reescribas el código de seguridad para asegurarnos que no se trata de un robot:


Patrocinadores: Federación Española de Baloncesto           Marina Esports           Basket Málaga

© BasketMe, 2006-2011   RSS   |   Live scores   |   Aviso legal   |   Contacto   |   Colabora con nosotros   |   Créditos