Domingo, 21 de abril de 2024
La Opinión


06.09.09 | José M. Zabía (2193 lecturas) [ Comenta el artículo ]
0 comentarios
Sólo nos vale el oro


“Francamente, no lo he pensado mucho.”


Bastante significativo fue el hecho. Ésa fue la respuesta de Pau Gasol a la pregunta que le hicieron durante el acto de presentación del equipo nacional celebrado en Madrid al respecto de cuál era su apuesta sobre el que iba a ser el podio para el Eurobasket. Recuerdo viéndolo por televisión, cómo me recordó un poco a cuando los equipos nacionales estadounidenses de baloncesto no conocían a qué jugadores se iban a enfrentar en campeonatos internacionales, a un tono de quizás excesiva relajación o de escasa preocupación ante lo que nos íbamos a enfrentar. En aquel momento me pareció significativo y una muestra de la evolución de este equipo nacional en estos últimos años. Un grupo que confía sobre todo en sus posibilidades y al que preocupa poco a qué rivales nos vayamos a enfrentar, sobre todo cuando hablamos de competiciones en nuestro continente.


Un grupo que inició sus andaduras como outsider en este tipo de competiciones a principios de esta década, que veía obtener victorias ante selecciones como Serbia como un inmenso logro y un gran paso adelante, y que va a entrar en la década de 2010 como un grupo que sigue entregando grandes jugadores en generaciones diferentes de la de los Junior de Oro, que tiene inmensas aspiraciones y que infunde respeto allá donde pisa. Por capacidad, actualmente, es absolutamente inalcanzable a nivel europeo y, posiblemente, el único que puede disputar (a un partido) el trono de los americanos cuando estos están concienciados, concentrados y llevan un equipo plagado de sus mejores jugadores, como sucedió en Pekín.


Comentada la anécdota, como imagino cualquier lector sabrá, el pasado jueves la selección española concluyó su preparación para el próximo Europeo de Baloncesto que se disputará en Polonia. A estas alturas es más que posible emitir un cierto juicio o valoración de lo que puede ser el papel del equipo nacional en dicho Campeonato de Europa. Sé, de antemano, que los amistosos son pruebas, que son partidos jugados mayoritariamente en España con un interés claramente comercial además del deportivo, en condiciones más favorables que aquellas a las que nos vamos a enfrentar durante el campeonato. Sin embargo, experiencias previas nos han permitido constatar que vencer de 20 a Eslovenia en Murcia suele conllevar vencer de nuevo de 20 a Eslovenia en Singapur cuando te estás preparando para un mundial en Japón. Y el partido contra Lituania, aunque un aviso, no es más que una constatación de que un mal día puede mandarnos con facilidad a casa.


Aún así, sólo nos vale el oro. Y así se titula el artículo. Y así es, insisto. Todo resultado que no devenga en la obtención del metal más preciado se puede considerar desde ya un fracaso y la pérdida de una oportunidad histórica como creo que no hemos tenido en mucho tiempo. Hasta ahora, esta selección ha sido un grupo humano que se ha constituido desde el común deseo de jugar al baloncesto, y hacerlo a un nivel altísimo. Sin embargo, este Europeo es diferente pues las expectativas son máximas y no se puede afrontar desde el disfrute sino desde la presión. Se aceptó perder en la final de Madrid pues veníamos de ser campeones del mundo. Esta vez no va a haber tales excusas. Si perdemos, será algo que se sale de lo que podemos esperar.


Sé que los campeonatos son largos y que las finales hay que jugarlas, cómo no. Pero también sé que a este grupo le costaría asumir muchísimo un fracaso en un Europeo donde es el clarísimo favorito, como muestran las cuotas de casas de apuestas que dan más probabilidad a que gane España a que gane cualquier otro equipo. O la sensación existente en gran parte de la crítica baloncestística de que España es superior. Y no refrendarlo, fracasar en dos Europeos consecutivos, sería una losa bastante importante para nuestro equipo nacional en el futuro. Los equipos aceptan las victorias; tengo mis sinceras dudas de cómo haríamos frente a un nuevo fracaso.


- Entiendo y asumo que la palabra fracasar es dura. Es, simplemente la que se ajusta al hecho de que siendo el mejor y teniendo el mejor equipo, no ganes.-


En la línea del claro reconocimiento de que España es un favorito clarísimo se encuentra la ausencia de muchas estrellas de este Europeo, muchas de ellas motivadas por el reconocimiento de que es muy difícil competir contra esta Selección. Si uno echa la mirada al conjunto de bajas que va a haber en este Europeo se da cuenta de que la única relevante de nuestro combinado nacional es Jose Manuel Calderón. Junto a él, un extenso listado de jugadores como Diamantidis, Papaloukas, Giricek, Casspi, Kirilenko, Holden, Kaman, Nowitzki, Michael Pietrus, Nesterovic, Becirovic, Gordon, Stojakovic, Milicic, Pavlovic, Jaric, Radmanovic, Rakocevic, Okur, Jasikevicius, Kaukenas, Siskauskas, Songaila, Ilgauskas o Macijauskas nos dejan bien claro que, aún siendo una competición máxima continental en la que habrá un gran nivel, son otras muchas estrellas las que han declinado su presencia y que el nivel del Campeonato estará un par de cuerpos por debajo de lo que podría haber sido. Y que España no está tan significativamente afectada como otras selecciones. De hecho, sin pecar de exceso de optimismo sino más bien en un ejercicio de realismo, me atrevería a decir que este equipo sin Pau Gasol podría optar de pleno derecho a dicho entorchado continental. No con la claridad con que lo puede hacer si Pau está como parece ser que finalmente será pero sí que de una forma consistente. Un equipo que cuenta con dos presencias tan contundentes fuera y dentro como son Juan Carlos Navarro y Marc Gasol ya puede competir en este Europeo. Si a eso se le suma Ricky, Felipe, Garbajosa, Claver, Llull o Rudy, ya hablamos de un equipo muy serio y consistente. Pau sumado a todos estos jugadores da como resultado el máximo favorito, sin lugar a dudas.


- Un servidor pensaba sinceramente que después de la temporada tan larga llegando a las Finales NBA que ha padecido, Pau iba a estar ausente. De hecho, estoy casi seguro de que también Jose Manuel Calderón así lo pensaba y por eso desestimó participar en el equipo.-


Aún así, no todo es de color de rosa, como se ha visto en la preparación. La presión va a ser máxima pero no parece que estemos a la altura de lo que podríamos dar. Jugamos peor con Scariolo que con Aíto o con Pepu, no sólo en calidad de los partidos sino en la actitud con la que los afrontamos. Nadie debe llevarse a engaño, es la altísima calidad del equipo la que nos hace seguir ganando partidos con gran solvencia pero parece más que claro que la ausencia de un tono defensivo constante, una cierta relajación y una cierta tendencia a esperar que la calidad sea lo que desequilibre los partidos están siendo nuestros principales talones de Aquiles y problemáticas durante los partidos de preparación. Sin embargo, ese rendimiento algo por debajo de lo esperado no debe empañar el indiscutible hecho de que España solamente depende de sí misma y si da el 100% de lo que sabe, es absolutamente imbatible en las condiciones de este Europeo. Si los jugadores son conscientes de ello y si Scariolo logra realmente infundirles el sentimiento de responsabilidad tal que les haga tener un firme nivel defensivo, no habrá ningún problema para ganar esta competición. España, reitero, sólo depende de sí misma.


Sólo vale el oro.



OTRAS OPINIONES DE José M. Zabía
 Nowitzki sigue siendo mejor que Gasol (30.09.09)
 Sólo nos vale el oro (06.09.09)
 Ettore y su guardia pretoriana, revolución en la Casa Blanca (17.08.09)
 Ricky Rubio: Quiere a su madre, ¿y? (04.08.09)


LAS 10 OPINIONES MÁS LEÍDAS
 Las Historias de Sunara: 75 años del KK Split (Iván Fernández)
 Munich 1972: Tres segundos que marcaron la historia (I) (Marc Bret)
 Las Historias de Sunara: Ranko Zeravica y Boris Kristancic, in memoriam (Iván Fernández)
 Las Historias de Sunara: Hvala Ante! (Iván Fernández)
 Las Historias de Sunara: 50 años del Estonia - USA (Iván Fernández)
 Las Historias de Sunara: Danilovic - Ginobili... What if? (Iván Fernández)
 Dream Team 1992: Nunca habrá otro equipo igual (José Antonio Sánchez)
 Las Historias de Sunara: Juve Caserta - Varese (Copa Korac 1986) (Iván Fernández)
 Las Historias de Sunara: Dusan Ivkovic, in memoriam (Iván Fernández)
 Las Historias de Sunara: Previa de la final y partido por el bronce (Iván Fernández)
0 comentarios
Danos tu opinión
Danos tu opinión
Nick:


Comentario:


Código de seguridad: 7599

Por favor, necesitamos que reescribas el código de seguridad para asegurarnos que no se trata de un robot:


Patrocinadores: Federación Española de Baloncesto           Marina Esports           Basket Málaga

© BasketMe, 2006-2011   RSS   |   Live scores   |   Aviso legal   |   Contacto   |   Colabora con nosotros   |   Créditos