Lunes, 20 de mayo de 2024
La Opinión


15.01.10 | Rafael Escobar (2283 lecturas) [ Comenta el artículo ]
0 comentarios
Copa'10: El regreso de Estudiantes


Se presentaba Estudiantes a la última jornada de la primera vuelta con opciones de acudir a la Copa del Rey, pero teniendo que depender de resultados de terceros. Después de la machada conseguida frente al Real Madrid, Asefa Estudiantes había perdido su gran oportunidad en Alicante, siendo avasallado por el equipo levantino, además de complicar, aún más, su clasificación en múltiples empates a victorias por tener peor basket-average que sus competidores.


A pesar de todo, había posibilidades. La primera de todas ellas estaba clara: si no se ganaba a Xacobeo Blu:Sens, las opciones de Copa ya no existirían. Si se superaba esta necesaria primera premisa, había que esperar que Unicaja y Lagun Aro GBC perdieran sus partidos, o bien superarles en basket-average. Superárselo a Unicaja era imposible y a Lagun Aro había que recortarle una diferencia de 22 puntos. Por tanto, la labor de ir a la Copa, por medio de un mejor basket-average ni se contemplaba.


La decisión de no unificar horarios por parte de la ACB hizo que Estudiantes y Unicaja jugaran por la mañana, pero el equipo donostiarra lo hizo por la tarde. Estudiantes hizo los deberes por la mañana y se aprovechó de la ‘ayudita’ de Caja Laboral, vencedor de su partido ante los malagueños. A pesar de la abultada victoria frente a Obradoiro (+24), se precisaba una victoria fuenlabreña ya que en caso de victoria vasca, solo se iría a la Copa, si Lagun Aro GBC vencía por uno. Por tanto, había que confiar en Fuenlabrada, Fitch, su afición… Al filo de las ocho y cuarto de la noche, Asefa Estudiantes y su fiel afición celebraban su clasificación para la Copa del Rey. Sí, Fuenlabrada había ‘echado un cable’ a los colegiales.


Vista la última jornada, parece que Estudiantes acudirá a la cita bilbaína gracias a errores ajenos (Unicaja, Lagun Aro…) y ayudas ajenas (Caja Laboral, AeA Fuenlabrada…), pero nada más lejos de la realidad. Hay que afirmarlo con rotundidad y firmeza: Asefa Estudiantes jugará la Copa del Rey porque se lo ha ganado en la cancha. Un equipo que se ha repuesto a contratiempos y se ha sobrepuesto a las inclemencias merece la cita del BEC.


Siempre se dice lo mismo, pero es posible que el comienzo no hubiera sido tan paupérrimo (0-5) si la Gripe A no hubiese atacado a casi la totalidad de la plantilla estudiantil. La realidad es que en Valencia se jugó cuando no se tenía que haber jugado y con Joventut, Cajasol y Gran Canaria, el equipo estaba extremadamente débil físicamente. Sin embargo, sin obsesionarse con esta circunstancia, y confiando en sus posibilidades, Estudiantes fue dejando atrás sus problemas y empezó a hablar en la cancha. Después del lastre arrastrado desde el inicio, Estudiantes ha conseguido un fantástico 8-4, que habla a las claras del gran trabajo realizado en Magariños durante la semana y en la cancha los fines de semana, que finalmente les ha clasificado para la Copa.


La razón principal de esta buena racha está bastante clara: salvo en el segundo tiempo disputado en la última salida a Alicante, después del desastroso partido contra Cajasol (jornada 4, pero tercer partido de Estudiantes en la temporada por el aplazamiento producido en el partido contra Gran Canaria), Estudiantes ha competido en todos y cada uno de los partidos. Esto puede parecer una nimiedad, pero cuándo compites en todas las canchas, las opciones de victoria se multiplican y las derrotas llegan justas como la producida frente a Caja Laboral, al que se le tuvo contra las cuerdas, y frente a Unicaja, cuando se cosechó una derrota inmerecida.


Esta competitividad la ha conseguido el conjunto estudiantil gracias a una base sólida de jugadores: Albert Oliver, Jayson Granger, Blake Ahearn, Pancho Jasen, Carlos Suárez, Nik Caner-Medley, Germán Gabriel y Petar Popovic. Con la participación solo de ocho jugadores, Estudiantes formó unos cimientos muy consistentes, que pronto dieron resultados. La nota negativa, hay que decirlo, ha sido la nula participación de los jugadores jóvenes Beirán, Driesen y Clark.


La poca participación de los jugadores jóvenes ha cambiado en el caso de Daniel Clark. La inoportuna lesión de Germán Gabriel durante la navidad no ha venido del todo mal a Estudiantes, ya que Casimiro apostó por el joven ala-pívot inglés Dan Clark, quien devolvió la confianza primero mostrando sus credenciales en Guipuzcoa y luego ‘tirando la casa abajo’ en el mejor partido posible para la afición del Ramiro: frente al Real Madrid. Ya lo saben, el triple definitivo lo encestó el ‘guiri’ (como le llaman en la plantilla) del vestuario y ahora es uno más de la rotación. El caso de Daniel sería bueno que se repitiese en Beirán y Driesen ya que Asefa Estudiantes ganaría jugadores en la rotación y sería aún más competitivo.


Otro hecho trastocó los planes de la temporada estudiantil. Después de una sufrida victoria frente a Bizkaia Bilbao Basket un domingo por la mañana, el aficionado ‘demente’ se conectaba a la página de la ACB para contemplar estadísticas, vídeos y crónica y se metía de lleno en la siesta con una sorprendente y triste noticia: Blake Ahearn dejaba Estudiantes por morriña y quería volver a su país. La tristeza era totalmente comprensible: Ahearn era el máximo anotador del equipo, infalible desde el 4,60 y el principal referente exterior de la plantilla. Se podía decir que después de varios años, Estudiantes volvía a tener un tirador…’metedor’. Era incomprensible, nada hacía presagiar esta noticia, pero era real. No había otra que buscar sustituto. El elegido fue, tras un largo tira y afloja, Chris Lofton, quien después de perderse la cita de San Sebastián y sin aportar nada en sus dos primeros partidos (Real Madrid y Meridiano) por su falta de acoplamiento, frente a Xacobeo empezó a mostrar de lo que es capaz, con un gran partido anotando, defendiendo, corriendo el contragolpe, con buena visión de juego. Si sabe seleccionar sus tiros parece más completo que Blake Ahearn, pero veremos si se adapta tan bien a su papel.


Destacada el gran conjunto que forma la plantilla habría que destacar otro aspecto más y varios nombres individuales. En el apartado colectivo, destacar el buen rendimiento reboteador que ofrecen los integrantes colegiales destacando a Nik Caner-Medley, Suárez, Jasen, Gabriel y Oliver, quien a pesar de ser base ayuda mucho y bien al rebote. Esta clara victoria en este apartado le permite al ‘Estu’ controlar el partido y no dejar segundas posibilidades de tiro, hecho que sí dispone gracias a su buen hacer en el rebote ofensivo.


En el apartado individual destacar por encima de todos a Carlos Suárez. Definitivamente, ha explotado. Siempre suma. Anota, rebotea, ¡como rebotea!, asiste, no comete personales, saca muchas faltas en el poste bajo, juega muy bien en el poste y tiene un cada vez más fiable tiro exterior. Si sigue así, las ofertas van a llover este verano…Ahora mismo, me atrevería a decir que es el mejor ‘3’ del momento, superando a Claver, Vidal o Mumbrú. Otro a destacar sería Nik Caner-Medley. ¡Qué hambre tiene este chico! Su intensidad es brutal. Su juego es pasional. Técnica tiene mucha pero además le añade ese punto de pasión que le hace ser en ocasiones imparable y por sus características muy querido por la afición. Un tercer hombre sería Albert Oliver. Después de mucho tiempo, desde los tiempos de Azofra y un imberbe Sergio Rodríguez, Estudiantes vuelve a tener un base-base. Se nota mucho su consistencia y fiabilidad. Estudiantes vuelve a saber a lo que juega y este punto otorga muchas victorias. No querría dejar de destacar al también pasional Petar Popovic, el siempre fiable Germán, el fantástico tiro exterior de Ahearn hasta su marcha o la magia del capitán Jasen. Cada día aporta más en la cancha y sabe ser el líder en el vestuario. Para la segunda vuelta, Estudiantes necesitaría mayor aportación de sus jóvenes: Granger estará empezando a ‘volver’ si confirma sus buenos minutos frente a Obradoiro; Daniel Clark se ha metido en la rotación y cada día deberá aportar más; y Driesen y Beirán será buena señal si empiezan a tener minutos. Por último, Chris Lofton cada día será más importante y se confirmará como la nueva referencia exterior.


Para acabar, dos apuntes: en la Copa, a Asefa Estudiantes le ha tocado Power Electronics Valencia. Parece favorito el equipo valenciano pero a un partido todo puede pasar. Es la Copa, el torneo del KO, competición imprevisible y preferida de la afición colegial. Para la segunda vuelta, Estudiantes debe saber mantener la competitividad y el bloque y con una mayor rotación y con cada vez más jugadores aportando, Estudiantes debe saber ver que el Playoff estará cerca. Debe ser el próximo objetivo: volver a Playoff. Quien no recuerda esos años de llenar Vistalegre y a quien no le gustaría volver a ver al Estu en Playoff. La sufrida afición colegial lo merece. Han sido dos años muy duros pasando sed y hambre. Esto ha servido para valorar aún más los partidos, la competición. Desde ahí, Estudiantes ha sabido reponerse y volver. Ya se puede decir: Estudiantes ha regresado al lugar que merece por historia.



OTRAS OPINIONES DE Rafael Escobar
 Última llamada para Sergio Rodríguez (10.03.10)
 Copa'10: El regreso de Estudiantes (15.01.10)
 Análisis del Estudiantes 2009-10 (10.10.09)
 La apuesta de Alta Gestión Fuenlabrada (11.08.09)
 Saúl Blanco: reconocimiento a una temporada (20.07.09)
 La emoción del baloncesto femenino (21.04.09)
 Me gusta este baloncesto! (02.04.09)
 ACB: Final de temporada de infarto (12.03.09)
 Sensaciones coperas. ¿TAU insuperable? (18.02.09)
 La importancia de Mirza Teletovic (10.02.09)
 ACB: Análisis a mitad de competición (19.01.09)
 Bullock siempre vuelve (10.01.09)
 Aprovechamiento de canteras (29.12.08)


LAS 10 OPINIONES MÁS LEÍDAS
 Las Historias de Sunara: 75 años del KK Split (Iván Fernández)
 Munich 1972: Tres segundos que marcaron la historia (I) (Marc Bret)
 Las Historias de Sunara: Ranko Zeravica y Boris Kristancic, in memoriam (Iván Fernández)
 Las Historias de Sunara: Hvala Ante! (Iván Fernández)
 Las Historias de Sunara: 50 años del Estonia - USA (Iván Fernández)
 Las Historias de Sunara: Danilovic - Ginobili... What if? (Iván Fernández)
 Dream Team 1992: Nunca habrá otro equipo igual (José Antonio Sánchez)
 Las Historias de Sunara: Juve Caserta - Varese (Copa Korac 1986) (Iván Fernández)
 Las Historias de Sunara: Dusan Ivkovic, in memoriam (Iván Fernández)
 Las Historias de Sunara: Previa de la final y partido por el bronce (Iván Fernández)
0 comentarios
Danos tu opinión
Danos tu opinión
Nick:


Comentario:


Código de seguridad: 8335

Por favor, necesitamos que reescribas el código de seguridad para asegurarnos que no se trata de un robot:


Patrocinadores: Federación Española de Baloncesto           Marina Esports           Basket Málaga

© BasketMe, 2006-2011   RSS   |   Live scores   |   Aviso legal   |   Contacto   |   Colabora con nosotros   |   Créditos